Elecciones en Galicia 2016 Rivera, al rescate de su candidata

Es el único referente del partido, a falta de un programa y un perfil propio en Galicia

Albert Rivera, con la candidata a la Xunta de Galicia, Cristina Losada, ayer antes del mitin en Vigo
Albert Rivera, con la candidata a la Xunta de Galicia, Cristina Losada, ayer antes del mitin en Vigo - EFE
MARIO NESPEREIRA - @abcengalicia Vigo - Actualizado: Guardado en:

Albert Rivera aterriza de urgencia en Galicia. Lo hace por varios motivos. Uno es el futuro del proyecto político en Galicia, los naranjas no pueden permitirse cuatro años más fuera ajenos a la vida institucional. Otro es la implantación del partido en comunidades, como Galicia, donde son percibidas como auténticas fuerzas políticas extrasistema; totalmente alejadas de los marcos a través de los cuales los gallegos interpretan la política. Y tres, la candidata. Cristina Losada no encandila, no moviliza y no conecta con un perfil de voto al que el PPdeG y Feijóo llegan con holgura. Si a ello le sumamos la falta de programa gallego, la conclusión es que Rivera viene presto a poner la cara.

El presidente de Ciudadanos se quedará buena parte de la primera semana de campaña por Galicia. Ayer, en Vigo, la organización gallega desconocía hasta las intenciones de su propio líder; pero ya desde el viernes se sabía que Rivera iba a estar primero en Vigo y después, por hoy, en Orense. En Vigo, ante unos 150 simpatizantes, expresó en público el apoyo a Cristina Losada y a la diputada, Marta Rivera de la Cruz, por ser «mujeres valientes que ya tenían la vida resulta» y decidieron dar un paso adelante en política. Pero el hecho es que el discurso netamente gallego de Ciudadanos, el que tanto Losada como de la Cruz debían perfilar, se quedó en un cuadro costumbrista plagado de recuerdos a la emigración del siglo XX, a la necesidad genérica de explotar las potencialidades de Galicia y a la idiosincrasia «del gallego» como hombre generoso.

Respecto al mitin de La Coruña, Losada cargó en la ciudad olívica algo más las tintas contra sus adversarios. Del Bloque Nacionalista Galego —con el que podrían acabar compartiendo Grupo Mixto— dijo que «cree que los derechos los tienen los territorios y no las personas». Habló también del populismo para criticar que «aprovecha el sufrimiento de las personas para vender humo» y que un voto a Podemos es un apoyo a «los platós de televisión y no a hacer reformas». Y sobre los socialistas, no hubo una coherencia entre lo dicho por Losada y por Rivera. La candidata se despachó a gusto contra el PSdeG por no saber «qué ser cada día». «No saben si ser socialdemócratas o tirarse a la izquierda para frenar la sangría que les está provocando Podemos», afirmó. En cambio, Rivera fue mucho más cercano al votante socialista, al que prometió «políticas sociales, como la gratuidad de los libros de texto», una medida aplicada por Touriño en la época del bipartito. Por parte del Partido Socialista no encuentra la misma receptividad. Leiceaga sigue respondiendo a sus ataques con una crítica a su «complejo de muleta» del PP.

Del referente casi único de los naranjas se espera que insista en su propuesta de «estabilidad con cambios», una vez que dio por segura la victoria del PPdeG. Hasta llegó a decir que «nadie duda» del triunfo que lograráNúñez Feijóo.

Más control

En eso se resume la estrategia de Ciudadanos. En ser llave de gobierno y en «controlar» en el futuro la mayoría del PP en el Parlamento de Galicia. Rivera lo resumió así: «No está en juego si va a gobernar el PP, está en saber si se va a dar un gobierno con reformas o seguirán haciendo lo que les da la gana cuatro años más». A su juicio, los de Feijóo quieren la tercera mayoría absoluta consecutiva «para que no cambie nada».

Este pacto «a la madrileña» ya fue refutado por los propios populares en el mitin de Pontevedra. Allí Feijóo aseguró que no debería enfrentarse al dilema de decidir entre un pacto «a la madrileña, a la valenciana o a la catalana». «Queremos uno a la gallega», dijo. Aunque las encuestas los sitúan en el limbo de entrada a O Hórreo, en el partido se muestran convencidos de que pueden obtener hasta dos representantes. El papel deRivera, de aquí hasta el 25, será clave.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios