Elecciones en Galicia 2016 El PP ve con cautela las encuestas que le conceden la mayoría absoluta

Feijóo reniega del triunfalismo y advierte que la victoria es «posible, pero difícil»

La oposición saca lecturas positivas pese a los malos augurios

Feijóo junto a Quintana, ayer durante un acto sectorial de Pesca
Feijóo junto a Quintana, ayer durante un acto sectorial de Pesca - EFE
DARÍO DOMÍNGUEZ - @abcengalicia Santiago - Actualizado: Guardado en:

El PP gallego extrema la precaución contra el triunfalismo que puedan generar los sondeos que le otorgan la mayoría absoluta. Después del CIS publicado el pasado jueves —que estimaba entre 40 y 41 escaños para los conservadores—, ayer era el turno para dos nuevas encuestas de diarios regionales que refrendaban los pronósticos del organismo público. Con muy diferente margen con respecto a sus rivales, pero ambas publicaciones pronosticaron que Alberto Núñez Feijóo podría repetir dentro de dos semanas un resultado que se convertiría ya en histórico. Ya sea por un puñado de votos o con varios asientos de holgura, la tendencia demoscópica se consolida ante unos populares que siguen sin fiarse de que la batalla vaya a ser un paseo militar y el triunfo llegue sin esfuerzo. Los recelos surgen, principalmente, de que los estudios han fallado en repetidas ocasiones en las últimas citas, desde que los escenarios han cambiado por la entrada de los nuevos partidos.

Criterios dispares tienen también los sondeos para fijar al grupo que liderará la oposición, ya que no existe consenso entre las investigaciones sobre si la hegemonía de la izquierda será para socialistas o populistas. En cambio, sí hay acuerdo en que con cualquiera de los dos nuevos pronósticos, el PSdeG perdería butacas en O Hórreo con respecto a la pasada legislatura, en la que contaron con 18.

Feijóo quiere «vaciarse»

Después de un acto sectorial sobre asuntos de pesca, el candidato a la reelección quiso restar importancia a los sondeos, y realizó una lectura prudente de los mismos. «En estos momentos ningún partido tiene ningún voto en la urna», apuntó, para subrayar que la tercera mayoría absoluta es «posible, pero difícil», y que la campaña electoral podría antojarse decisiva para decantar la balanza. Por ello, prometió «vaciarse» durante estas dos semanas para llegar a su objetivo.

A pesar del escenario alentador, la maquinaria del PPdeG no se relaja, y la consigna interna es la misma que antes de comenzar la contienda, «no dar nada por perdido ni por ganado, sino pelear cada voto porque podría ser definitivo».

Oposición optimista

Los augurios son de todo menos optimistas para los partidos que intentan construir una alternativa a los populares en caso de que estos no revaliden la mayoría. Eso les obligó a realizar lecturas creativas de los sondeos. Desde el PSdeG, el coordinador de campaña, José Manuel Lage Tuñas, lanzó un comunicado en el que sugirió que los datos muestran «una voluntad de cambio, que los gallegos quieren que lideremos los socialistas» y pidió la movilización de «todos los que alguna vez votaron al PSOE» .

También mostró su opinión el candidato de En Marea a la Xunta. El juez en excedencia Luís Villares ponderó las encuestas como «muy divertidas», y entiende que los datos «ponen sobre la pista de que Feijóo pasará muy pronto a la oposición». Por su parte, durante el mitin de Vigo, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se limitó a apuntar que falta «muy poquito» para que su formación entre en el Parlamento gallego y consolide su proyecto «para toda España».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios