Elecciones en Galicia 2016 Ciudadanos expulsa al cuatro por La Coruña tras la polémica de sus imágenes en las redes sociales

La Junta Electoral impide que el partido le cese de su puesto como número cuatro en la lista por La Coruña

Antonio Landeira posa con uno de los lemas de los radicales serbios
Antonio Landeira posa con uno de los lemas de los radicales serbios - FACEBOOK
D. DOMÍNGUEZ\M. NESPEREIRA - @ABCEnGalicia Santiago - Actualizado: Guardado en:

El número cuatro de Ciudadanos por la provincia de La Coruña,Antonio Landeira, decidió ayer enfrentarse con su partido: «No voy a dimitir porque sería asumir que soy culpable de algo que no es malo», declaró después de que ABC publicara sus imágenes con los lemas ultranacionalistas de los «Grobari», la vertiente radical de la hinchada del Partizan de Belgrado. El desafío no le salió gratis. Ciudadanos ha resuelto expulsarlo por contravenir las directrices del secretario de Organización, Fran Hervías.

Landeira, o «Toni Grobari», como se hace llamar en el perfil de Facebook desde donde publica los eslóganes de los radicales, comunicó al propio Hervías que se apeaba de lista para «no perjudicar a la formación» en plena campaña electoral. Un paso en vano, ya que la Junta Electoral impide que tanto el partido como el candidato puedan realizar ninguna modificación en la lista. Es decir, solo si Landeira lograra entrar en el Parlamento gallego, se abriría la posibilidad de que dimitiera y cediera su acta. Y, en vista de sus declaraciones, no está dispuesto a dar ese paso. Precisamente ese reto ha motivado su cese fulminante sin que se pasaran 24 horas desde la publicación de las fotografías.

El caso se desencadenó el jueves por la noche, cuando Landeira envió a Hervías un mensaje telefónico comunicando su intención de hacerse a un lado. El partido la aceptó inmediatamente y se excusó mencionando «los peajes» que a veces tiene la política. Inmediatamente después, la dirección dio por finalizado el caso. Tanto es así, que Hervías, en conversación con este periódico, clamó contra la «injusticia» que se estaba cometiendo contra el militante naranja. «Se está haciendo un uso político de un caso que no tiene mayor recorrido», comentó.

Landeira atendió ayer a ABC para dar su versión y aclarar que «Grobari» es como se le denomina al conjunto de los aficionados del Partizan, es como si te refieres a los madridistas o a los colchoneros», precisó. El joven, natural de Ferrol, explica que la afición por el Partizan le viene de hace años gracias a su periplo en el baloncesto. Declaraciones todas ellas que repitió en el plató de la televisión pública gallega: «Yo, desde luego, no soy ni un ultranacionalista, ni un nazi, ni nada». Sobre si se sentía respaldado por su partido, contestó con rotundidad: «¡Hombre claro!».

No era así del todo. Automáticamente después, el partido inició un debate para estudiar la situación. Dos horas más tarde, la apertura del expediente de expulsión ponía a Landeira fuera de Ciudadanos.

Crisis en mal momento

Hasta el momento, su presencia en los mítines de campaña era frecuente. Antes de conocer que era desposeído del carnet naranja, decía sentirse «agraviado e injuriado» por la publicación de las fotografías que él mismo compartió desde su cuenta en Facebook. Eso por el lado personal, pero en lo estrictamente político, Ciudadanos se vio sorprendido por una crisis —ya habituales en la estructura en Galicia— a ocho días de la celebración de las elecciones autonómicas.

Albert Rivera pudo presenciar los acontecimientos desde cerca. En la última semana, sus apariciones en actos para apoyar a su candidata a la Xunta, Cristina Losada, hacen presagiar que para el partido estos no son unos comicios cualquiera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios