Alberto Varela - Crónicas Atlánticas

Autobús trapalleiro Alberto Varela

El colmo de Ciudadanos lo hemos visto esta semana cuando Losada ha reconocido que no tienen una opinión formada sobre Alcoa

- Actualizado: Guardado en:

El autobús electoral de Ciudadanos con la bandera gallega al revés, los nombres de Albert Rivera y Cristina Losada equivocados y el lema mal escrito en gallego es muy sintomático de lo que ocurre con dicha formación política en nuestra Comunidad. Paso que dan, piedra en la que tropiezan, y en lugar de rectificar lo que hacen es meterse más en el fango.

Deben de creer que para montar una filial en provincias les basta con los lemas de Madrid y de Barcelona, pero ahora no toca escoger presidente del Gobierno y cada vez queda más claro que carecen de propuestas propias. El colmo lo hemos visto esta semana cuando Losada ha reconocido que no tienen una opinión formada sobre Alcoa. Deben de pensar que eso se arregla también con el contrato único. Se les da bien criticar lo que hay, pero patinan cuando bajan a lo concreto y no les queda otra que disimular sacando la foto del líder. En las generales Rivera, en las locales volvimos a ver su foto por doquier y ahora en las autonómicas igual. Ya va siendo hora de que se emancipen de papá. No hace falta ser un mal pensado, además, para sospechar que su actual apuesta por las infraestructuras es pura dinámica electoral. Ahora defienden el AVE, pero vaya usted a saber lo que dirán cuando toque pedir el voto en otra comunidad.

Aquí, como no hay propuestas dicen que quieren ser quien apoye a Feijóo, pero ojo porque en su corta trayectoria de vida ya han demostrado que se llevan bastante mejor con el PSOE que con los populares. No está nada claro que de darse el caso en Galicia optasen por el modelo de Madrid y no por el andaluz.

Un buen resultado en las autonómicas sería un espaldarazo a las aspiraciones de Rivera, pero lo que no pueden pretender es sacarse de la manga un partido al que le falta organización e incluso ideas sobre qué hacer en nuestra Comunidad. En ese autobús lleno de erratas —«trapalleiro» que decimos aquí— no van a llegar demasiado lejos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios