Actualidad

Trump sugiere que Clinton fue drogada al debate televisado

El candidato republicano fue más allá y pidió que se realizaran test de dopaje antes del tercer y último debate presidencial

Trump sugiere que Clinton fue drogada al debate televisado

El mago de la provocación sacó ayer un nuevo conejo de su chistera. Donald Trump sugirió ayer que su contrincante en las elecciones presidenciales, Hillary Clinton, iba drogada en el segundo debate que ambos candidatos mantuvieron el pasado domingo. El magnate neoyorquino aseguró que la aspirante demócrata iba «hasta arriba» (en inglés dijo «pumped up», cuya traducción literal es «hinchada») y esa es la razón por la que Clinton mostró mucha energía en el comienzo del cara a cara. «Al final estaba como, uff, ayúdame a sentarme. Apenas podía llegar a su coche», se burló Trump en un mitin en New Hampshire, uno de los estados decisivos de la batalla electoral.

El candidato republicano fue más allá y pidió que se realizaran test de dopaje antes del tercer y último debate presidencial, que se celebre este miércoles en Las Vegas. «Somos como atletas», dijo. «Y a los atletas les hacen test de dopaje. Creo que también deberíamos hacerlo nosotros. Yo al menos estoy dispuesto».

Las insinuaciones sobre la salud de Clinton son una constante en su campaña. No ha dejado de calificar a la candidata demócrata de falta de «fortaleza y de aguante» durante la batalla electoral. Personalidades de su equipo, como el ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, han asegurado que Clinton no tiene la entereza física para acceder a la presidencia.

Los rumores sobre la condición médica de Clinton se dispararon el pasado 11 de septiembre, cuando la aspirante demócrata se desmayó en Nueva York durante las celebraciones del aniversario de los ataques a las Torres Gemelas de 2001. Su equipo tardó horas en dar explicaciones y acabaron por desvelar que la candidata había sido diagnosticada con una neumonía dos días antes, sin que fuera comunicado a la opinión pública.

Clinton interrumpió durante menos de una semana sus apariciones en la caravana electoral y volvió aparentemente recuperada al ruedo político, pero su salud sigue siendo un motivo de ataque para Trump.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios