Actualidad

Trump promete que deportará hasta 3 millones de indocumentados con antecedentes penales

«Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos», indicó el presidente electo de EE.UU.

Protestas anti-Trump
Protestas anti-Trump - EFE
AGENCIAS Nueva York - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, ha asegurado que deportará a los inmigrantes indocumentados que tienen «antecedentes penales», una decisión que podrían afectar a entre uno y tres millones de personas. Trump hizo estas declaraciones en una entrevista para el «programa 60 minutos» del canal CBS, programada para esta noche y cuyos fragmentos adelantó hoy la televisión. «Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga, probablemente dos millones, podrían ser incluso tres millones, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos», indicó Trump en su primera aparición televisiva tras el triunfo electoral.

En la entrevista, Trump ha indicado que, una vez que la frontera sea fortalecida, su Gobierno determinará qué ocurre con el resto de indocumentados que viven en Estados Unidos y a los que elogió por ser gente «fantástica». «Son gente fantástica y tomaremos una decisión sobre ello. Pero antes de tomar esa decisión, tenemos que asegurar nuestra frontera», consideró Trump.

Con el objetivo de fortalecer la seguridad fronteriza, Trump reiteró en la entrevista su deseo de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, aunque admitió que podrían alzarse «vallas» en «ciertas áreas» de los más de 3.000 kilómetros de la frontera entre los dos países. «Para algunas áreas lo consideraría (alzar vallas), pero para otras, un muro es más apropiado. Soy muy bueno en esto, se llama construcción», resaltó Trump.

Reunión con Obama

En la misma entrevista, Obama y Trump hablaron sobre Oriente Medio y Corea del Norte. Además, el presidente electo desveló que también habló con Obama de la reforma sanitaria conocida como «Obamacare», una pieza angular del legado del mandatario que el millonario prometió eliminar durante la campaña, aunque ahora parece abierto a mantener algunas provisiones. Trump confesó que se inclina por mantener dos partes de la reforma sanitaria: la provisión que obliga a asegurar a personas con enfermedades previas y la disposición que permite extender la cobertura sanitaria de un adulto a sus hijos hasta los 26 años. El millonario aseguró que cumplirá con su promesa de eliminar la reforma sanitaria, fuertemente criticada por los republicanos del Congreso, y que «simultáneamente» proclamará otra ley que permitirá a los estadounidenses acceder a «grandes cuidados sanitarios por mucho menos dinero».

Donald Trump explicó que «hablamos de Oriente Medio, eso es duro. Es una situación difícil. Quería saber su punto de vista por completo y lo entendí, entendí una buena parte de su punto de vista», indicó Trump, que se mostró muy sereno en su primera aparición televisiva como presidente electo.

Como hizo tras el encuentro, Trump alabó a Obama por ser «fantástico», «muy inteligente», «muy amable» y tener «un gran sentido del humor», unos calificativos diferentes a los que profirió durante al campaña presidencial y también en 2011 cuando impulsó el rumor de que el actual mandatario no había nacido en EEUU.

Matrimonio homosexual

Sin embargo, hoy Trump dijo que se siente «bien» con respecto a la decisión del alto tribunal de legalizar el matrimonio entre las personas del mismo sexo, aunque consideró que el derecho de las mujeres a poner fin a su embarazo debe ser competencia de los estados y no del Gobierno federal, como lo es actualmente. Además, Trump exigió el fin de los actos violentos contra los hispanos, afroamericanos y miembros de la comunidad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB), tres colectivos que han denunciado un incremento de ataques desde el triunfo electoral del millonario. «Me siento tan triste de oír eso, les digo: 'detente'. Si ayuda, lo diré y lo diré directamente frente a las cámaras: 'Deténganse'», dijo Trump, quien fue criticado durante la campaña electoral por no mediar en fuertes episodios de violencia que se desataron en sus mítines.

Del mismo modo, Trump, que tomará posesión como presidente el 20 de enero, pidió a quienes se manifestaron en las calles contra su elección que «no tengan miedo». Decenas de miles de personas se han manifestado contra Trump durante cuatro noches consecutivas en una treintena de ciudades, dentro de un movimiento de indignación bautizado como «Not my president» (No mi presidente).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios