Actualidad

Quiénes son las mujeres que Trump usa para atacar a Bill Clinton

Golpeado por la grabación en la que denigra a las mujeres y relata cómo las acosa, el candidato republicano recurre al testimonio de ciudadanas que dicen haber sido víctimas de abusos del expresidente en un intento de salvar sus opciones

Trum comparece junto a las mujeres que acusan a los Clinton
Trum comparece junto a las mujeres que acusan a los Clinton - REUTERS
ABC - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Políticamente herido por el vídeo publicado por el «Washington Post» en el que se le escucha hacer comentarios vejatorios sobre las mujeres e incluso confesar prácticas susceptibles de ser consideradas como acoso sexual, el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se ha lanzado al contraataque trayendo a colación episodios dudosos del pasado de Bill Clinton, expresidente de los Estados Unidos y esposo de su rival, la candidata demócrata, Hillary Clinton. Clinton es recordado, entre otras cosas, por el escándalo de su aventura extraconyugal con una becaria del complejo presidencial llamada Monica Lewinsky.

En su intento por minimizar los daños infligidos por una grabación que le ha costado perder el apoyo de muchos pesos pesados del Partido Republicano, Trump compareció ante la prensa poco antes de su segundo debate televisado con la aspirante demócrata acompañado de cuatro mujeres. Tres de ellas acusan al expresidente Clinton de haberlas agredido sexualmente en el pasado, una cuarta afirma que Hillary ayudó en su época de abogada a que el hombre que la violó siendo una niña viera atenuada su condena.

La primera de ellas es Paula Jones, una antigua empleada del Estado de Arkansas, del que Clinton fue gobernador. En 1999 planteó una demanda por acoso sexual contra él en la que le reclamaba una indemnización de 850.000 dólares. Clinton nunca admitió culpa alguna.

Más lejos en el tiempo se remontan las acusaciones de la segunda de las mujeres, Juanita Broaddrick, que sostiene que el marido de Hillary la violó en la habitación de un hotel en 1978. Clinton negó los hechos a través de sus abogados y nunca se han presentado cargos contra él.

La tercera de las mujeres cuyo testimonio esgrime Trump es Kathleen Willey, una antigua asistente de la Casa Blanca que afirmó que Clinton le realizó tocamientos en su oficina en el año 1993, pero que en ocasiones anteriores había dicho públicamente que eso nunca sucedió. Clinton también ha negado esta tercera acusación.

Hillary, como abogada

Por último, compareció Kathy Shelton. Ella no carga contra Bill sino contra Hillary. Relató a los periodistas que se cruzó con ella cuando tenía doce años de edad y la hoy candidata demócrata daba los primeros pasos de su carrera como abogada. Clinton fue designada para defender al violador de la entonces niña Shelton y consiguió que se rebajaran los cargos contra él. Años después se hizo pública una grabación de audio en la que puede oírse a Clinton comentar el caso con un reportero y reírse sobre el mismo. La hoy candidata demócrata recordaba entre risas que el reo pasó la prueba del detector de mentiras, por lo que ella nunca más creería en el dictamen de estos aparatos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios