ARMADA ESPAÑOLA

El Elcano se ‘pone guapo’ para entrar en Las Palmas

Este jueves el buque escuela de la Armada arriba en el Arsenal canario y toda la dotación se ha afanado en dejarlo en perfecto estado de revista

Verónica Sánchez / Antonio Vázquez

Compartir

De proa a popa, el Juan Sebastián de Elcano bulle de actividad. El día antes, se prepara la entrada este jueves a las 8.00 horas en el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria, el segundo puerto del 90 crucero de instrucción del bergantín-goleta. Son las 7.30 horas del miércoles y en el cuarto de derrota del buque los guardiamarinas Álvaro García y Pablo Rodríguez están preparados para el ‘briefing’ diario de derrota, con el comandante del buque, el capitán de navío Ignacio Paz, el segundo comandante, capitán de fragata Joaquín Cristóbal Revuelta, el tercer comandante, capitán de corbeta Antonio Jesús Moya y los tenientes de navío Javier García Monge (oficial de derrota), Fernando Díez Gago (Jefe de Maniobra), Teodoro Romero de Soto (profesor de Navegación) y Alberto Hernández (oficial de meteorología). En él, se repasa lo ocurrido en la navegación las últimas 24 horas y se recomienda el alistamiento del barco para el día. En este caso, vamos en demanda del puerto de Las Palmas y recomiendan cargar el aparejo (recoger velas) y navegar “a palo seco”.

 

la lluvia acompaña al Juan sebastián de elcano

Tras ellos, los guardiamarinas Pablo Ameneiro y Rubén Carrillo se encargan de impartir el ‘briefing’ de meteorología, en el que, avisan, se acerca una borrasca y la previsión es que haya precipitaciones a lo largo del jueves. Seguidamente, es el teniente de navío García Monge el que hace un resumen de la navegación del Juan Sebastián de Elcano desde que el barco salió el pasado domingo del puerto de Funchal. Desde entonces, en demanda de Las Palmas, ha recorrido 332 millas a vela, es decir, 60 horas, alcanzando una velocidad máxima de nueve nudos. Y el teniente de navío Hernández advierte de la inestabilidad atmosférica a la que se acercan, mas señala, “hay alta probabilidad de lluvia pero no cantidad”. “Es buena noticia que el frente se adelante, aunque nos estropee nuestra estancia en Las Palmas”, puntualiza el comandante, que ya empieza a preparar la salida del puerto canario prevista para el domingo por la tarde, teniendo en cuenta que ese día se prevén precipitaciones. “Hay que estudiar la posibilidad de, en lugar de salir hacia el sur, hacerlo al norte, para estar al socaire de las dos islas”, insta.

 

En el Juan Sebastián de Elcano, cada día, se realizan dos ‘briefing’ meteorológicos, el de la mañana y el vespertino, a las 19.30 horas. El de este miércoles lo han presentado los guardiamarinas Jarillo y Solbes, explicando la presión, el viento, la mar de fondo, la nubosidad y la posibilidad de precipitaciones. Saben que en Las Palmas va a llover y al comandante le inquieta la borrasca que les acompañará desde su salida de esta ciudad española. Por eso, cuando los alumnos han terminado su exposición y salen de la sala, llega el turno del teniente de navío Hernández. Tras estudiar el frente, presentó al comandante un informe con las opciones que tienen para superarlo: preparar el aparejo de capa para estar lo más seguros esperando a que el frente les supere (lo que se conoce como ‘aguantar el temporal a la capa’ o ‘capear el temporal’), ir directos al frente para superarlo lo antes posible (lo que sería la situación más exigente para el buque) o buscar el centro de acción de la borrasca, que está en calma (algo muy complicado). La opción elegida ha sido ir al Sur para evitar el frente y llegar a las ‘latitudes de los caballos’, en Cabo Verde, más tranquilas, para coger los vientos alisios rumbo a Brasil. Aunque la borrasca va a ser menor de lo que habían previsto, el capitán de navío Paz insta al Jefe de Maniobra a alistar el barco antes de salir de Las Palmas preparándose para la borrasca e, incluso, a colocar la barloa de mal tiempo, un cabo que recorre la cubierta para que la dotación que cruce por ella se trinque (amarre) y pueda hacerlo con seguridad.

 

Consejos para el puerto

Pasadas las 8.00 horas, en la cámara de guardiamarinas todos los oficiales, los guardiamarinas, el comandante, el segundo y el tercero, asisten a la conferencia de recalada, historia y seguridad en Las Palmas, que siempre se realiza el día de antes de llegar a un puerto del crucero de instrucción. En este caso, no es necesario porque el barco arriba en una ciudad española, pero cuando lo hace en el extranjero también se incluye una charla de precauciones sanitarias.

 

Los guardiamarinas Ramón González, Manuel de Canales, Gonzalo Torralvo y Adolfo García se encargan de la parte de recalada, en la que recogen información general, climatología, mareas, la aproximación y entrada en puerto y el atraque. Seguidamente, los guardiamarinas Jaime López, Pablo González, Adrián Pena y Santiago Hernández, exponen la historia del Arsenal de Las Palmas y las posibilidades de ocio en la ciudad, incluyendo propuestas de visitas y gastronómicas, así como servicios tales como hoteles, hospitales o cajeros.

 

Finaliza la exposición el guardiamarina de Infantería de Marina Gonzalo Cárdenas, con la conferencia de seguridad, en la que aconseja al resto del personal una serie de pautas y precauciones. Además de valorar la amenaza. En este caso, al igual que el resto de España, la ciudad de Las Palmas se encuentra en un nivel de alerta antiterrorista 4 reforzado. “La amenaza yihadista es alta por definición en todos los puertos urbanos de Europa”, señala el capitán de navío Paz cuando el guardiamarina Cárdenas termina su exposición. “No caigamos en la obsesión pero mantengamos la atención y un adecuado alistamiento”. Además, antes de dar por terminada la conferencia, advierte, “doy por hecho que el comportamiento de los guardiamarinas va a ser entre bueno y muy bueno e impecable vistiendo de uniforme”, e incluso aprovecha para subrayar algunas ideas fuerza para que los alumnos tengan presentes en su relación con los medios de comunicación, “buque escuela, formación integral, embajada de España y el Quinto Centenario de la primera vuelta al mundo”. “Disfrutad, pero de forma sana y no olvidéis que cuando vestís de uniforme estáis representando a la Armada”, concluye.

 

Uno de los encuentros celebrados en el Juan Sebastián de Elcano.

Uno de los encuentros celebrados en el Juan Sebastián de Elcano.

 

Al igual que con los ‘briefing’ de derrota y meteorológicos, tras las conferencias de puerto y después de que el comandante abandone la sala, los oficiales, en su mayoría profesores de los guardiamarinas, les corrigen los fallos en sus exposiciones y lo que pueden mejorar de las mismas. Y, en el caso de la conferencia de recalada, ésta, corregida, se vuelve a dar a las 20.45 horas en cubierta al resto de la dotación y se cuelga en la intranet del barco para que todo el mundo tenga acceso a ella.

 

Horas de preparación

Se da brillo a las cabillas, a las pisaderas de las escalas, al cabirón, se limpia la cristalería o se pintan diferentes detalles de la cubierta. El Juan Sebastián de Elcano arribará a Las Palmas, como siempre que llega a puerto, reluciente. Las 233 almas que lo pueblan no paran en su afán de que así sea. Y es que, la denominación de ‘intensivos’ para estos trabajos de preparación el día antes de la entrada del barco a puerto, acierta de pleno.

 

Una de las tareas más laboriosas es la recogida de paños. Al sonido de los chifles de los contramaestres de los cuatro palos, trinquete ‘Blanca’, mayor proel ‘Almansa’, mayor popel ‘Asturias’ y mesana ‘Nautilus’ y “a una”, los miembros de la dotación se afanan en arriar las velas. Una maniobra que lleva horas hasta que todas quedan perfectamente dobladas.

 

Por la tarde, en la cámara de oficiales, se celebra la reunión de puerto. Los 21 oficiales del Juan Sebastián de Elcano, con el teniente de navío García Monge a la cabeza exponiendo los diferentes puntos, repasan con el comandante, el segundo y el tercero, el calendario de actividades desde que el buque escuela llegue a Las Palmas este jueves por la mañana hasta que parta rumbo a Río de Janeiro el próximo domingo 25 de febrero. Desde actividades de protocolo, hasta visitas escolares y de reservistas voluntarios al buque, pasando por jornadas de puertas abiertas y la visita de los guardiamarinas al Arsenal de Las Palmas. Se espera lluvia pero también una gran acogida de los canarios al buque porque, como señala el comandante, “estamos en casa”.

 

Los guardiamarinas del Elcano se preparan para la llegada a puerto.

Los guardiamarinas del Elcano se preparan para la llegada a puerto.