Hotel de Asur en el Campo de Gibraltar, explotado por la cadena Ohtels
Hotel de Asur en el Campo de Gibraltar, explotado por la cadena Ohtels - ABC

A subasta por 70 millones los dos hoteles de Asur, en fase de liquidación

Se trata de establecimientos de cuatro estrellas explotados por la cadena Ohtels en Islantilla y la Línea de la Concepción

SEVILLAActualizado:

El juez de lo Mercantil 2 de Sevilla, Pedro Márquez, ha aprobado el plan de liquidación de la empresa Ámbito Sur Hoteles (Asur), que incluye la venta directa mediante subasta de las dos unidades productivas de los hoteles de cuatro estrellas que la compañía tiene en La Línea de la Concepción (Cádiz) e Isla Antilla (Huelva), ambos explotados por la cadena Ohtels. Asur, que también tiene terrenos en Manilva y 81 apartamentos turísticos en La Línea, entró en liquidación al acumular una deuda de 90 millones de euros, gran parte de los cuales correspondientes a créditos del Banco Popular (hoy Santander), Cajasur, Sabadell y Sareb (el llamado banco malo).

El hotel Asur Campo de Gibraltar y el parking anexo tienen un valor de 21 millones de euros, aunque las deudas asociadas a esa unidad productiva ascienden a 20,7 millones de euros, en su mayoría créditos de Cajasur. Por otra parte, el hotel Asur Islantilla Suites & Spa tiene un precio de salida de 48,7 millones de euros y está gravado con créditos por 41,5 millones de euros, de los que 38 son del Banco Popular (hoy Santander). Ese hotel cuenta, dentro de la unidad productiva, con un palacio de congresos.

Aunque varios bancos acreedores solicitaron al juez la ejecución hipotecaria de esos hoteles, el juez de lo Mercantil ha acordado su venta como unidad productiva, relegando la ejecución hipotecaria a un momento posterior si la subasta queda desierta. «La Ley Concursal otorga preferencia a la liquidación colectiva del patrimonio cuando existen unidades productivas susceptibles de ser enajenadas como tales, sin perjuicio de que, por una parte, deben respetarse los derechos de los acreedores con garantía real», según establece el juez en su auto de 16 de octubre de 2017. Por tanto, quien compra tendrá que hacerse cargo de las plantillas de los dos hoteles, que suman doscientos trabajadores.

La administración concursal, en manos del bufete Maio Martínez Escribano, recibirá hasta el 16 de diciembre las ofertas sobre los hoteles y dos parcelas en Manilva. Si antes del 16 de diciembre no recibe ofertas superiores al 75% del valor real de las fincas (concursoambitosurhoteles@martinezescribano.com), se prolongará el plazo de presentación de ofertas un mes más, hasta el 16 de enero.

Si se recibe una oferta por debajo del 75% por valor real de los hoteles, los principales acreedores (Cajasur en el caso del hotel del Campo de Gibraltar y Santander en el hotel de Islantilla) tendrán que dar el visto bueno a la operación. La administración concursal tendrá potestad para elegir la oferta más beneficiosa sin requerir autorización judicial para la venta.

En caso de que no se vendan de forma directa los dos hoteles en esa primera subasta, se procedería a la venta a través de una entidad especializada, como pueda ser una consultora inmobiliaria, para lo cual habrá un plazo de cinco meses. Si finalmente falla también esa opción de venta, se procedería a la dación en pago de los inmuebles. Sólo en el caso de que tampoco se lograra enajenar así los hoteles, se subastarán los bienes muebles e inmuebles de forma individual y no como unidades productivas.

Origen de Asur

La empresa Asur fue creada en 2010 por el grupo vasco Bruesa Construcción y la inmobiliaria nazarena Baremo Área Inversiones. Actuamente cuenta con los dos hoteles de cuatro estrellas de La Línea de la Concepción e Isla antilla, además de un parking, un palacio de congresos, 81 apartamentos turísticos en La Línea y dos parcelas en Manilva.

Los apartametos turísticos de Asur, junto al hotel Ohtelsl Campo de Gibraltar, no se venderán como unidades productivas porque se verían perjudicados por las deudas derivadas de la explotación del hotel y el parking de la empresa. Aunque Asur tiene un importante patrimonio inmobiliario, parte está sujeto a regularizaicón urbanística. Así, los 81 apartamentos carecen de licecia de primera ocupación y actividad. Al exceder la superficie construida lo permitido, esos apartamentos estaban sujetos a una orden de demolición por parte del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción y la Junta de Andalucía.