La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero
La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero - VANESSA GÓMEZ

Standard & Poor's sube la calificación financiera de Andalucía

La agencia valora la mejora en la ejecución presupuestaria y la reducción del déficit

SEVILLAActualizado:

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's (S&P) ha mejorado la calificación de la solvencia financiera de la Junta de Andalucía al elevarla al nivel «BBB+», con perspectiva estable.

Esta decisión del comité de rating de S&P reconoce la tendencia constante a la mejora de la ejecución presupuestaria, el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y el acceso a las medidas de apoyo a la liquidez a las que se ha podido acoger la comunidad al cumplir con los objetivos de déficit y deuda, según ha informado la Consejería andaluza de Hacienda.

S&P asigna a la deuda de Junta de Andalucía el mismo rating que otorga a la deuda emitida por el Tesoro español e incorpora Andalucía al grupo de comunidades autónomas de régimen común mejor calificadas, según el comunicado de la Consejería de Hacienda.

La Agencia destaca la gestión financiera de Andalucía, que ha reducido el déficit hasta el 0,7 por ciento del PIB en 2016 desde el 3,37 por ciento vigente en 2011, «siguiendo una clara senda de consolidación presupuestaria».

S&P señala, asimismo, que el período medio de pago a proveedores de Andalucía se sitúa entre los más bajos de las comunidades autónomas españolas.

Andalucía está calificada por las tres principales agencias de rating, con una calificación de BBB- por FitchRatings, Baa3 por Moody's y BBB+ por Standard & Poor's, calificación esta última que es la mejor de las tres.

La elevación de la calificación crediticia es una muestra de que la estabilidad política se traduce «en solvencia financiera, generación de riqueza y creación de empleo», según la Junta, que defiende que Andalucía «cumple el periodo medio de pago y es una de las comunidades de régimen común que paga antes a sus proveedores».

Asimismo, «cumple con el objetivo de deuda, a pesar que parte de ésta se debe a la infrafinanciación y a los intereses que debe abonar por los préstamos de los mecanismos extraordinarios de liquidez», según la Junta.