SAN JOSÉ DE LA RINCONADA

Mondisa va a liquidación, afectando a una plantilla de cien trabajadores

El Juzgado Mercantil de Sevilla autoriza su disolución al no poder cumplir el convenio de acreedores firmado en 2013

Cubierta solar fotovoltaica de una nave en Utrera, un proyecto en el que trabaja Mondisa
Cubierta solar fotovoltaica de una nave en Utrera, un proyecto en el que trabaja Mondisa - MONDISA
M. J. PEREIRA - @mjesuspereira Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Un auto del Juzgado Mercantil 1 de Sevilla ha aprobado la liquidación solicitada por la empresa de ingeniería y construcción «Mondisa Montajes Diversos» debido a la imposibilidad de cumplir el convenio de acreedores firmado en 2013, cuando su deuda ascendía a 11,5 millones de euros. En el plazo de 10 días, la empresa -participada en un 79,8% por la sociedad Pago de Valcaliente- deberá presentar una relación de su inventario y una lista actualizada de sus acreedores, así como un balance de situación, según ha podido saber ABC.

En 2011, Mondisa, especializada en montajes electromecánicos en los sectores de la energía, la industria, el agua y el medio ambiente, se declaró en concurso de acreedores tras la caída de la inversión pública en infraestructuras. En 2013, este grupo hispalense, presidido por Florencio Jiménez Rivas y con sede en San José de la Rinconada, logró entrar en ese selecto grupo de empresas que superan un concurso mediante la aprobación de un convenio de acreedores. El convenio contenía distintas alternativas de quitas (desde el 15% hasta el 50%) y esperas (de 5 a 12 años) y préstamos participativos en función de los acreedores adheridos al mismo. Una vez aprobado el convenio, la sociedad procedió a registrar la quita por un importe de 3,2 millones. Al finalizar 2014, la deuda concursal pendiente de pago ascendía a 5,5 millones de euros.

A pesar de la declaración del concurso, Mondisa operó con total normalidad, cumpliendo con los contratos que tenía adjudicados de infraestructuras para el transporte, la distribución y generación de energía, instalaciones industriales e infraestructuras hidráulicas, entre otras. Una de las bazas con la que contaba para recuperarse es que entre sus clientes figuraban empresas de gran solvencia, como Endesa, Iberdrola, Siemens o Dragados.

Con la obra pública desplomada en España, Mondisa -que llegó a tener una plantilla de 200 trabajadores y facturar 60 millones de euros- puso sus ojos en Iberoamérica y abrió una filial en México. En 2014, su filial mexicana se consolidó, obteniendo importantes adjudicaciones de proyectos con los que alcanzó una cartera de pedidos de 16,8 millones de euros, vender 3 millones de euros y obtener 105.000 euros de beneficios.

Finalmente, el convenio fue suscrito en 2013 por un 70% de los acreedores, lo que le permitió reestructurar su pasivo y dotar de solidez al balance. Sin embargo, la caída de obra pública durante los peores años de la crisis ha dado al traste con sus intenciones. Desafortunadamente, Mondisa no ha logrado superar los obstáculos para cumplir ese convenio de acreedores y se ha visto abocada a solicitar su disolución en el Juzgado Mercantil, lo que supone un revés simportante para una población como la de San José de la Rinconada, donde esa empresa daba trabajo a casi un centenar de personas, según las mismas fuentes.

En 2014, con una facturación de 6,6 millones de euros y un beneficio de 40.711 euros, la empresa acumulaba pérdidas a largo plazo por 4,3 millones, a corto plazo por un millón y con acreedores por 2,2 millones. La empresa, que se constituyó en marzo de 1988, cuenta con dos naves industriales en el polígono industrial Majaravique en La Rinconada, valoradas en casi 800.000 euros, que fueron entregadas como garantía del pago del acuerdo de pago de la deuda que mantenía con la Agencia Tributaria. Además, en 2014 tenía un apartamento en Málaga, dos parcelas en la urbanización Bahía Casares Golf (Casares), un apartamento en Manilva (Málaga) y una parcela en Lucena.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios