Economía

La guerra de la aceituna sevillana

Asemesa va a la vía judicial contra la protección geográfica para la Manzanilla y Gordal

La variedad Manzanilla es «la reina» de la aceituna de mesa
La variedad Manzanilla es «la reina» de la aceituna de mesa - ABC
E. FREIRE Sevilla - Actualizado: Guardado en:

La gran industria exportadora de aceituna de mesa ha dado un paso más para frenar la iniciativa de un grupo de productores y asociaciones agrarias para que las variedades manzanilla y gordal que se cultivan en la provincia de Sevilla se distingan con un sello de calidad que acredite su origen sevillano. Así, la Asociación Española de Industriales y Exportadores de Aceitunas de Mesa (Asemesa), en la que se encuadran grandes grupos del sector, como Ángel Camacho y Aceitunas Guadalquivir, ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) la orden de la Consejería de Agricultura del pasado 11 de mayo, por la que se reconocen las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) «Aceituna Manzanilla de Sevilla», «Aceituna Manzanilla Sevillana», «Aceituna Gordal de Sevilla» y «Aceituna Gordal Sevillana».

Esta orden ha recibido recientemente el visto bueno del Gobierno central, lo que ha abierto ya el proceso para que el expediente se remita a las autoridades de la Unión Europea competentes, que tiene que dar la aprobación definitiva.

Asemesa trata de interceptar este expediente y arguye que estas figuras de protección «limitan y restringen derechos que pertenecen a todo el sector desde los inicios de la industria de aceituna de mesa y que una parte muy reducida del mismo intenta apropiarse».

Cabe recordar, que uno de sus socios principales, Agrosevilla, líder del sector exportador, se ha desmarcado de la estrategia de Asemesa y, finalmente, ha apoyado las IGPs que promueve la Asociación para la Promoción de las Aceitunas Sevillanas de las variedades manzanilla y gordal (APAS). Esta organización nació en 2014 con el respaldo de socios como la cooperativa Virgen de Loreto, Cobelén, Manzanilla Olive, Cooperativa Nuestro Padre Jesús de la Cañada, Aceitunas Escamilla, El Rocío, Cooperativa Agrícola Industrial de El Viso del Alcor, Ecolivum Xtra, Agromairena, y de organizaciones de agricultores como Asaja, COAG, UPA, Faeca y Opracol.

En su argumentación, la patronal Asemesa asegura que las IGPs que se proponen «pueden impedir que una parte importante de la producción y de la industria de aceituna Manzanilla y Gordal de Sevilla pueda seguir usando en el etiquetado las denominaciones de «Sevilla», «Sevillana» o «Estilo sevillano». Según la Asociación, no solo podría seguir utilizando las denominaciones de «Sevilla», «Sevillana» y «Estilo Sevillano» la aceituna de la variedad Manzanilla de Sevilla que se produzca fuera de esta provincia, sino también la cultivada en la misma provincia sevillana que no cumpla los requisitos establecidos en el pliego de condiciones de la IGP.

Asimismo, ha advertido de que el resto de variedades de la provincia de Sevilla o de fuera «también podría verse impedido de utilizar dichas denominaciones ni ninguna otra parecida que las recuerde o evoque, algo que hasta ahora siempre se había hecho con plena libertad». Para esta patronal, también quedarían en situación de riesgo las marcas actuales que incluyan o evoquen en su etiquetado las citadas denominaciones de «Sevilla», «Sevillana» o «Estilo Sevillano», según Asemesa.

Asemesa, cuyas empresas elaboran y comercializan la mayoría de la producción española de aceituna de mesa y también de las variedades Manzanilla y Gordal, ha comunicado al Ministerio de Agricultura la presentación del recurso y lo hará también a las autoridades de la UE.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios