Víctor J. Pérez Arias, director general de ASG Iberia
Víctor J. Pérez Arias, director general de ASG Iberia
ENTREVISTA A VÍCTOR J. PEREZ

«El fondo de inversión ASG ha redoblado su interés por crecer en Sevilla»

Esta firma, con inversores estadounidenses, ha comprado suelo en Sevilla Este, puja por la Gavidia y analiza nuevas operaciones

SEVILLAActualizado:

ASG Iberia —encargada de la gestión y desarrollo de los proyectos del fondo ActivumSG en España— ha puesto su foco en Sevilla. «Cumple todos los parámetros de tamaño y demanda potencial que exige nuestro fondo para que esté en el centro de nuestro interés», afirma Víctor J. Pérez, director general de esta firma, que considera que la capital hispalense «ofrece estabilidad socio económica y registra una buena evolución económica». La primera operación en la ciudad fue la adquisición de un conjunto de solares en Sevilla Este, donde levantará más de 1.000 pisos. Ya ha comenzado, de hecho, la promoción de una primera fase de 230 viviendas en la Avenida de las Ciencias, y en el futuro inmediato habrá nuevas operaciones de inversión.

En Madrid los precios del sector inmobiliario han crecido mucho en poco tiempo;en Barcelona hay inseguridad jurídica... ¿Ha crecido el atractivo de Sevilla para los fondos de inversión?

ASG fue uno de los primeros fondos en buscar más allá de Madrid y Barcelona, porque percibía que las oportunidades estaban también en otras plazas con demanda y solidez. Estamos en Valencia, Alicante, Málaga, Salamanca o Bilbao. Sevilla estaba en nuestra lupa desde hacía mucho tiempo;de hecho, nos hubiera gustado entrar antes, pero la compra de los solares de Sevilla Este ha sido compleja y nos ha retrasado. Una vez que ya hemos aterrizado, hemos comprobado además que hay un Ayuntamiento que genera confianza para los inversores, lo cual es clave en el modelo de cualquier fondo. El interés de ASG por Sevilla se ha redoblado y estamos estudiando inversiones en otras muchas áreas.

Junto al solar de Sevilla Este, ASG ha mostrado interés por el edificio de la Gavidia. ¿Pujará por este activo?

Es un proyecto que hemos analizado de manera muy detenida y que depende de una modificación urbanística para que pueda ser un hotel. ASG ha diseñado una propuesta para desarrollar un hotel muy singular que revitalizaría esa zona de la ciudad.

¿Ha cerrado ya el acuerdo con alguna cadena?

Nuestro proyecto va de la mano de una cadena muy reconocida internacionalmente, pero no podemos desvelar su nombre en este momento.

El interés de los inversores en el ámbito hotelero es muy claro, ¿pero ha estudiado también el mercado de oficinas en Sevilla?

En las grandes ciudades europeas, como Madrid y Barcelona, los edificios de oficinas periféricos tienen atractivo, pero en plazas como Sevilla es distinto. ASG estuvo muy interesada en la adquisición de la antigua sede de Abengoa en la Buhaira, aunque nuestra oferta fue inferior a la del grupo que finalmente se hizo con el edificio. Uno de nuestros planes de negocio para este inmueble era destinar un 50% a oficinas y otro 50% a hotel. Es decir, tenemos confianza en productos muy concretos para el mercado de oficinas en Sevilla, aunque no es nuestra prioridad. En este momento, por orden de importancia, nuestra preferencia es el mercado residencial, el hotelero, el comercial y, por último, las oficinas.

En Sevilla se están haciendo dos grandes centros comerciales. ¿ASG invertiría en un nuevo centro?

Nuestro enfoque es reposicionar centros que ya estén funcionando. ASG también analiza espacios dentro de la ciudad que, con un nuevo enfoque en la gestión, pueden generar alternativas muy atractivas, tal como hemos hecho en Madrid con el antiguo mercado de Fuencarral. Este tipo de operaciones no se hacen en Sierpes o Tetuán, allí no es necesario, sino en zonas más alternativas que necesitan un impulso. Hemos detectado en Sevilla una serie de edificios fantásticos que con una gestión creativa pueden ofrecer algo nuevo y atractivo. Este perfil de operaciones, que regeneran el espacio urbano, es el que más le gusta a nuestros accionistas, que son inversores institucionales y fondos de pensiones estadounidenses. Es también lo que hemos hecho en Málaga con el hotel en el Palacio del Marqués de la Sonora.

En el ámbito residencial, la primera gran inversión ha sido Sevilla Este. ¿Qué perspectivas tiene con esta promoción?

Teníamos suelo para 1.200 viviendas, pero tras consultar acolaboradores que conocen muy bien el mercado, como Sevilla 2000, hemos retocado el proyecto para adaptarnos a un barrio que tiene una idiosincrasia muy especial; haremos unos 1.000 pisos. En esta zona se construyeron muchas viviendas de protección oficial con un tamaño medio de setenta metros cuadrados; los compradores de entonces son familias que han crecido, su hipoteca ya es residual y aspiran a viviendas de tres y cuatro dormitorios con fantásticas calidades. La demanda de reposición es muy relevante. La primera fase, de 230 pisos, cuenta con todos los equipamientos de un club, como salas de reuniones, zonas cubiertas para hacer deporte, un espacio gourmet… La demanda está respondiendo muy bien.

¿Estudia nuevas compras de suelo?

Cuando entramos en un mercado es para quedarnos. Gracias a Sevilla Este hemos creado una estructura de colaboradores locales que nos ayudarán a crecer. Ahora estamos viendo oportunidades en proyectos de una tipología distinta, con espacios más céntricos que requieren una rehabilitación.

¿Ha estudiado los suelos de la antigua fábrica de Cruzcampo?

Lo más complejo de estos suelos es que la propiedad está muy atomizada entre distintas entidades, cada una con su propia visión. Estamos muy activos en otro perfil de operaciones, como en zonas en las que se requiere hacer la inversión para terminar las obras de urbanización, que es una fase en la que aún no están entrando las entidades financieras, y donde hay oportunidades tanto en Sevilla como en la Costa del Sol.

En Palmas Altas es necesario concluir una parte de la urbanización. ¿Ha mostrado interés en esa zona?

Es una alternativa en Sevilla que puede competir muy bien con otras zonas de expansión; también analizamos áreas más periféricas donde se puede competir con un menor precio, como Entrenúcleos. En Sevilla Este lo tuvimos muy claro desde el principio, en otras ubicaciones de Sevilla se está más expuesto a la competencia, pero analizamos muchas posibilidades.