Economía

Las empresas andaluzas no esperan milagros del TTPI

Ofensiva de la CE en Andalucía contra los detractores del tratado de libre comercio UE-EE.UU.

Jochen Müller, analista de la CE (centro), junto a empresarios con intereses en EE.UU.
Jochen Müller, analista de la CE (centro), junto a empresarios con intereses en EE.UU. - JOSÉ MONTIEL
E. FREIRE Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Los exportadores andaluces de aceitunas negras tienen que salvar una barrera técnica para vender en Estados Unidos: el producto se somete, de arriba a abajo, a una segunda inspección de calidad cuando llega a Miami porque California es productora. «Es una forma de ponernos dificultades para que no entremos en su mercado. La doble inspección nos sube mucho los costes y retrasa un mes la venta», se quejan los empresarios del sector. El proverbial proteccionismo americano se ensaña también con los cárnicos (Covap tardó casi una década en que las autoridades americanas homologasen sus instalaciones). De la misma forma, el atún o la cerámica, tan andaluces, lo tienen muy difícil, ya que pagan aranceles astronómicos (un 35% y un 37%).

Estos frenos al comercio de Andalucía con Estados Unidos, que se suman a otras barreras, como la espera de hasta un año y medio para conseguir un visado de trabajo, pueden desaparecer si hay acuerdo sobre el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, un texto que hace dos años que se está pergeñando en medio de muchas dificultades. El conocido como TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) está perdiendo apoyos a ambos lados del Atlántico y, además, va a sufrir un parón de al menos seis meses, hasta que se resuelvan las elecciones americanas.

«Los republicanos son partidarios del libre comercio, pero con Trump no sabemos si viene más proteccionismo. No obstante, pensamos que Clinton va a ser elegida y que mantendrá las negociaciones». Jochen Müller, analista político de la Representación de la Comisión Europea en España y experto en el TTIP, se mostraba así ayer en Sevilla convencido de que finalmente habrá luz verde, aunque reconoce que los detractores del acuerdo van a más. En un encuentro con empresarios celebrado en la CEA, el representante de Bruselas enumeró las expectativas que se abren para Andalucía con el TTIP y trató de desmontar los mensajes que apuntan a que se va a producir una invasión de productos norteamericanos y una entrada masiva de carnes hormonadas y transgénicos en Europa, o que se desmantelarán los servicios públicos y se devaluarán los estándares laborales. «Es todo falso», afirmó Müller.

Oportunidades

El experto asegura que «a Andalucía se le abren muchas oportunidades porque se eliminarán aranceles, se evitarán las dobles inspecciones, los embalajes y el etiquetado se simplificarán y no habrá que repetir el papeleo en las aduanas». Aunque admite que sectores sensibles, como puede ser la carne de porcino, donde hay firmas andaluzas pugnando por entrar en Estados Unidos, como la malagueña Prolongo, «van a tener que trabajar por cuotas o volúmenes, sin que se abra el cien por cien del mercado».

En la negociación, apuntó Jochen Müller, se abre la vía para que las denominaciones de origen del vino semi genéricas, como las de Málaga y Jerez, se protejan, aunque hasta ahora aquel mercado rechaza las marcas colectivas.

En la mesa se sentaron también tres empresarios con intereses en Estados Unidos. Vicente Padilla Guillamón, director general de Aertec Solutions, una empresa malagueña que ya ha puesto un pie en Colorado y que quiere establecer allí un centro de producción; David de Castro, gerente de La Regañá Don Pelayo, unos productos que están teniendo mucho éxito entre aquellos consumidores; y Pedro Torres, director de Marketing Internacional de AGQ Labs, compañía sevillana que está en California con un laboratorio de control agroalimentario desde 2011.

Una de las quejas que plantearon sobre elTTIP es la «poca información y la indefinición» de lo que se está negociando. «No pensamos que el tratado vaya a hacer milagros. Si una empresa no está enfocada a la exportación fracasará como las que salieron a la desesperada por la crisis sin un plan definido», señaló Torres.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios