Ismael Clemente, CEO de Merlin Properties
WELCOME HOME

La demanda de vivienda crecerá de forma sostenida en los próximos años

El CEO de Melin Properties, Ismael Clemente, sostiene que el crecimiento del sector se asemejará al de los países de nuestro entorno

SEVILLAActualizado:

El consejero-delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, (compañía cotizada y especializada en la adquisición y gestión de activos inmobiliarios terciarios), estima que el segmento residencial crecerá en los próximos años de forma sostenida, y esta demanda que vendrá por dos vías: la procedente del «reemplazo por obsolescencia» y de la «aspiracional».

Estas y otras reflexiones las puso de relieve ayer en el transcurso de un desayuno informativo, antesala de la apertura al público de la IV edición de Welcome Home, el salón inmobiliario patrocinado por ABC y BBVA. Para Clemente, ambas peticiones vendrán a configurar «una demanda parecida a la que existe en países de nuestro entorno», es decir, se crecerá de forma más moderada que en la anterior etapa del ladrillo.

Según sus palabras, el reemplazo de viviendas por otras más nuevas «no va a tener mucho recorrido en España», toda vez que recordó que nuestro país posee un parque residencial joven «si se compara con otros países europeos». Aseguró asimismo que en el sector de la vivienda «se ha aprendido mucho, muchísimo, y veremos oportunidades de negocio interesante», añadiendo que se ha vuelto «más profesionalizado y especializado» que en los años previos a la crisis. Una profesionalización que hizo extensiva a la gestión del balance porque el acceso a la deuda «es hoy más complicado», lo que consideró un mecanismo de «autorregulación» del propio mercado, que expulsa a los intrusos.

Un sector más maduro

Estamos pues ante un sector más maduro y exigente, más parecido al de otros países europeos. Las empresas que tienen unos parámetros de gestión muy profesionalizados: promueven cuando la coyuntura es buena y la demanda es contrastada, y hacen acopio de suelo cuando la demanda está estancada. También es racional la nueva evolución de los precios, en los que la revalorización es muy alta en zonas muy céntricas, mientras que en otras áreas hay estabilidad en la valoración de los inmuebles.

Adelantó que parte del stock existente lo está asumiendo el emergente segmento de los apartamentos turísticos, que ha venido a absorber una parte del residencial embalsado en los últimos años. En esta línea destacó que los apartamentos turísticos deben regularse en parecidos términos a los hoteles, especialmente en materias como «la seguridad, limpieza o la calidad del aire». Clemente se mostró abiertamente partidario de la implantación de una tasa turística —que en estos momentos estudia el Ayuntamiento de Sevilla—, señalando que es «inteligente extraer recursos de alguien que a quien se pone algo a su disposición;no es malo pagar por ello, creo que tiene sentido pagar por usar algo», admitió. En este mismo sentido recordó que, por ejemplo, en Estados Unidos se paga una tasa turística —implícita en la factura— cuando alguien se hospeda en un hotel.

Centros comerciales

El directivo de Merlin Properties aseguró, por otra parte, que la oferta de centros comerciales en Sevilla es «suficiente», teniendo en cuenta que hay en marcha dos macro-proyectos, los de Torre Sevilla y Palmas Altas, por lo que su compañía «podría» adquirir un centro comercial ya existente «pero no desarrollar uno desde cero», inversión que consideró «injustificada».

Rechazó, por otra parte, que el cierre de este tipo de establecimientos en España venga motivado por el comercio electrónico, achacando tal circunstancia a la «sobreoferta» existente. Rebatió que su construcción sea hoy un «pelotazo inmobiliario» debido a la moratoria impuesta por las Administraciones y por la propia saturación del mercado. Según los datos que expuso en el foro, solo el 4,25% de las ventas en este tipo de establecimientos en España se efectúa por Internet, por lo que la Red «no representa una amenaza».

Respecto a Merlin Properties, reveló que se centra en dos tipos de centros comerciales: los urbanos y los que denominó «hiperdominantes» (los más grandes). Sobre el primero indicó que es compatible con el comercio electrónico, toda vez que el «producto se puede tocar, probar», hecho incompatible cuando se adquiere algo por Internet, a lo que sumó las compras «por impulso» que si se hacen cuando se va físicamente al establecimiento.

Al respecto reveló que en el segmento de la moda y complementos, el 40% de las adquisiciones on line «se devuelven», con el consiguiente gasto que ello supone para las empresas. En esta línea confesó que las grandes cadenas de distribución reconocen que la moda vía Internet no es hoy negocio.

Hoteles

En el plano hotelero, Clemente definió a Sevilla como «marca global», una ciudad a la que se la identifica con la calidad de vida, «lo que es bueno para el sector hotelero», un nicho de mercado que su compañía abandonó en 2016, por lo que prefirió no adentrarse «en un segmento en el que ya no estamos», respecto a la pregunta de si la capital hispalense tiene aún recorrido para el crecimiento hotelero.

Un sector que si conoce a la perfección es también el de oficinas. Al respecto, indicó que éste se mueve en un «entorno cambiante, donde las empresas intentan usar menos espacio por empleado». Ante este escenario apareció el «coworking» (trabajo en oficinas compartidas), un nicho de mercado «donde Merlin quiere estar porque se trata de un negocio en auge».