Fachada del Langrehotel
Fachada del Langrehotel - ABC
EMPRESA

La cadena sevillana Azzahar incorpora su quinto hotel en apenas un año

La cadena controlada por Visasur da su primer paso en el Norte de España con Langrehotel, un establecimiento de 55 habitaciones.

SEVILLAActualizado:

La cadena sevillana de hoteles Azzahar puede cumplir antes de tiempo los objetivos que se había marcado en su hoja de ruta para los próximos cuatro años. Esta compañía acaba de incorporar su primer hotel en el Norte de España, al hacerse con la gestión de Langrehotel (en el Principado de Asturias), un establecimiento de cuatro estrellas con unas 55 habitaciones. «Este hotel en Langreo está perfectamente comunicado con el Aeropuerto Internacional de Asturias y con las principales ciudades de la región, con Gijón a escasos 15 minutos y Oviedo tan solo a 20 kilómetros», remarcan fuentes del grupo andaluz.

Azzahar Hoteles nació a principios de 2017, cuando la empresa hispalense Visasur (presidida por Nicolás Álvarez) se alió con la consultora Némesis Capital (dirigida por el también sevillano José Santos Valverde), y entraron conjuntamente con un 70% en CR Business (grupo valenciano dedicado a la gestión de hoteles).

Langrehotel será el quinto establecimiento del portfolio de Azzahar, y se sumará al edificio de apartamentos turísticos Torre de la Plata y al hotel Doña Manuela, ambos en Sevilla; y al Valencia Congress y el Táctica (con sede en la localidad de Paterna). En estos momentos la firma ya se acerca a las 300 habitaciones, y su objetivo para 2021 era superar las 500 habitaciones.

«La incorporación de Langrehotel es el primer paso para crecer en la zona Norte de la Península, donde era necesario partir de una base que permitiera a la compañía iniciar una expansión más sólida», apuntan fuentes de la firma hispalense. En 2018 Azzahar Hoteles incorporará, como mínimo, otros dos establecimientos, aunque podrían ser más, ya que están detectando diversas oportunidades en el mercado. En este momento la firma está analizando otros destinos como Cádiz, Córdoba, Madrid, Santander y Granada.

Langrehotel fue promovido por el empresario local Rafael Velasco Cadenas, un promotor fallecido en 2015 que diversificó su negocio con la construcción del que fue el primer gran hotel en esta zona de la cuenca minera asturiana. Junto a sus 55 habitaciones, también cuenta con 850 metros cuadrados de salones panelables para eventos y congresos y con una zona de aguas termales (SPA).