Planta de montaje final del A400M en la factoría de Airbus San Pablo de Sevilla
Planta de montaje final del A400M en la factoría de Airbus San Pablo de Sevilla - ROCÍO RUZ
Airbus Sevilla

Airbus centra en Sevilla casi la mitad del ajuste en España

Propone reducir las plantillas de San Pablo y Tablada en 380 trabajadores hasta 2020

SEVILLAActualizado:

La negociación sobre el recorte de plantilla que Airbus quiere aplicar en todas sus factorías europeas, repartidas en cuatro países, ha llegado ya a las mesas nacionales, donde sindicatos y representantes del consorcio aeroespacial deben ponerse de acuerdo sobre cómo distribuir el ajuste. En conjunto, la compañía quiere reducir 3.700 empleos, de los cuales 850 corresponderían a España. El motivo aducido es la ralentización de la producción de dos programas claves para Andalucía —el avión militar A400M y el superjumbo A380— por falta de nuevos pedidos.

Esta semana, las partes se han reunido en Sevilla y los representantes sindicales ya tienen en su poder documentos con la propuesta inicial de la empresa. Este plan de reestructuracióncontempla la reducción de 530 trabajadores en las plantas andaluzas, de los cuales 380 (más del 70%) corresponden a las dos factorías hispalenses:San Pablo y Tablada. A la primera de ellas, donde se encuentra la línea de montaje final del A440M, le corresponderían la mayor parte de las salidas laborales (unas 255), y alrededor de 125 a Tablada, según fuentes consultadas. (Actualmente, trabajan alrededor de mil trabajadores en SanPablo y unos 600 en Tablada).

Los sindicatos no aceptan esta propuesta de ajuste y estiman que es solo un punto de partida. Insisten en que «no sobra ningún trabajador, sino que falta nueva carga de trabajo en las factorías sevillanas», señala un portavoz de UGT en la empresa.

En este sentido, consideran que el consorcio europeo debe actuar como tal y «balancear» la cartera de trabajo, de forma que se sustituyan los baches de unos programas con otros. «Esa es la flexibilidad que queremos», señalan las fuentes. En este sentido, apuntan al nuevo avión de entrenamiento que Airbus Defense and Space ha propuesto al Ejército del Aire para reemplazar al C-101 actualmente en servicio

En el caso se Sevilla, estiman que el peso de los programas militares es excesivo y consideran que las plantas podrían acoger paquetes de trabajo de nuevos aviones civiles, como el A350. También proponen que se amplíen las dos líneas de retrofit (revisión de los aviones que ya están en vuelo) que se están empezando a implantar en SanPablo.

Nuevos consejeros

Por otro lado, los accionistas de Airbus han probado las resoluciones en su Junta General Anual de 2018, entre ellas, el nombramiento de tres nuevos consejeros no ejecutivos independientes en sustitución los miembros cuyos mandatos expiraban. Así, Víctor Chu, Jean-Pierre Clamadieu y René Obermann se unen al consejo de administración, según informa la compañía en un comunicado. or su parte, la española Amparo Moraleda ha sido reelegida como consejera y presidirá el Comité de Nombramientos, Retribuciones y Gobernanza Parker.