Realidad aumentada y virtual, o cómo previsualizar el hogar soñado

Las casas del futuro van a hacerse realidad muy pronto

MADRIDActualizado:

«Pasear» por una casa virtual ya es posible. Y si el parqué no convence, se puede cambiar al instante por un suelo de mármol. Se puede quitar un sofá y colocar en su lugar una estantería. Ver encima de la mesa un plano en tres dimensiones de una vivienda a través de una pantalla. Sigue pareciendo cosa del futuro, pero recorrer espacios virtuales fijándose en todos los detalles antes de decidir cómo va a ser la casa de sus sueños ya es posible. Modificar incluso algún detalle, ordenar los muebles, percibir los espacios con los propios ojos... Se acabaron las sorpresas desagradables tras comprar una vivienda sobre plano. Ya no hace falta imaginar cómo será la vivienda, sólo hay que percibirla.

Patricia Gómez, responsable de Visuartech, una de las plataformas que desarrollan estas tecnologías, explica que la diferencia principal entre realidad aumentada y realidad virtual es que la primera consiste en ver un espacio y elementos sobrepuestos. «En realidad aumentada, podemos ver la vivienda, rotarla…. La realidad virtual es totalmente inmersiva, sólo ves el entorno virtual en el que te sumerges. Tienen utilidades diferentes pero ambas se compaginan».

Inspiración de Pokémon Go

La realidad aumentada es en la que se han basado hasta ahora juegos como Pokémon GO. En arquitectura, permite hacer cosas como «levantar» un modelo 3D sobre un plano; mover, tocar, ampliar y reducir un modelo a escala, cambiar los muebles de sitio…

Albert Canals, responsable del área de 3D, Realidad Virtual y Realidad Aumentada de Fontdisseny, explica que empezaron hace 19 años en el mundo de la visualización. Las maquetas dieron paso al vídeo y después llegó el vídeo en 360 grados. «El mundo del 3D siempre es el mismo, lo único que cambia es la forma de visualizarlo». Otra de las grandes diferencias entre realidad aumentada y virtual es el coste en el desarrollo. Canals afirma que actualmente en Fondisseny trabajan esta última tecnología sólo en vivienda de lujo. «Aunque poco a poco irá disminuyendo el precio. El año que viene, por ejemplo, vamos a realizar una campaña de realidad virtual en promociones de vivienda normal», comenta. Desde Visuartech también cuentan que los proyectos más demandados son los de realidad aumentada, que permiten trabajar, por ejemplo, en pequeños despachos con diseños de gran tamaño.

«Es una manera ideal de que los clientes desde sus propias casas puedan hacerse una idea muy aproximada a la realidad»

Victor Portela, director de marketing de la inmobilaria iKasa, subraya además la importancia de estas tecnologías en la venta de viviendas. «Se ha convertido en un material promocional esencial, el acercar un producto que esta sobre plano a lo que será en el futuro es un valor muy importante para los clientes». Cuando lanzaron la promoción en la Costa del Sol, IKasaScenic, entendieron perfectamente la necesidad de la realidad virtual: «Se está vendiendo sobre plano y el cliente es internacional, por lo que es la manera ideal de que los clientes desde sus propias casas puedan hacerse una idea muy aproximada a la realidad, puedes ver las vistas reales que tendrían desde su terraza, la amplitud de espacios, configurar su vivienda y ver cómo le afecta cada personalización que realice...» Su proyecto permite interactuar visitando las estancias, la urbanización e incluso el entorno.

Y es que la realidad aumentada se está convirtiendo en una pieza clave en el proceso de toma de decisiones. 6DLab, una startup española, especializada en estas tecnologías, ofrece sus propias «gafas» para acercar a todos los públicos la realidad virtual. Creada en 2015 y situada en el parque científico de la Universidad Carlos III de Leganés, 6DLab ofrece «3D en rotación y 3D en movilidad», de ahí las 6 dimensiones que dan nombre a la empresa. Dispositivos como las Microsoft HoloLens, las gafas de realidad aumentada de Microsoft, ya están disponibles en el mercado, pero a un alto precio (3.000 dólares para desarrolladores y 5.000 para el público en general). Sin embargo, las gafas de Google, las [Carton]glass de 6DLab y tantas otras prometen convertirse en una auténtica revolución. Especialmente de cara al mercado inmobiliario. «La realidad virtual es un gran acompañante del sector arquitectónico e inmobiliario, con la posibilidad de mostrar in situ los distintos proyectos que hay detrás del sector», explican desde 6DLab.

A medio camino entre el futuro y el presente, tanto la realidad aumentada como la virtual vienen pisando fuerte. «En 2014 hicimos 10 proyectos de realidad aumentada, en 2015, unos 30 y en 2016 han sido 200 más», explica Casals. La realidad virtual también ha comenzado a expandirse con fuerza en nuestro país aunque con retraso. «Llevamos dos años trabajando con ella en Alemania y uno en Francia», añade. Del mismo modo, en Visuartech señalan que han notado un gran aumento en la demanda desde que estuvieron en el Salón inmobiliario de Madrid (SIMA).