Economía

El primer ministro portugués destinará los ingresos del nuevo impuesto inmobiliario a la Seguridad Social

António Costa afirma en el debate previo a la presentación de los Presupuestos, que la recaudación de esta nueva figura impositiva busca «sustentar de forma segura» su funcionamiento

António Costa, primer ministro de Portugal
António Costa, primer ministro de Portugal - AFP
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

El primer ministro portugués, el socialista António Costa, ha asegurado este viernes que los ingresos que se espera obtener con un nuevo impuesto sobre las grandes fortunas inmobiliarias se destinarán a reforzar la Seguridad Social.

El nuevo tributo se utilizará para «diversificar y reforzar las fuentes de la Seguridad Social» y, de esa manera, «sustentar de forma segura» su funcionamiento, ha avanzado Costa en un debate en el Parlamento luso previo a la presentación del proyecto de Presupuestos de 2017.

En las cuentas nacionales, -ya aprobadas este jueves en Consejo de ministros y que esta misma tarde serán entregadas a la Asamblea de la República-, quedara recogido el nuevo impuesto que ha sido pactado en conjunto con los socios del Ejecutivo, el marxista Bloque de Izquierda (BE) y el Partido Comunista Portugués (PCP).

En cualquier caso, ha insistido Costa, no será un impuesto «para pagar los gastos de 2017, será para sustentar la Seguridad Social y mantener el contrato de confianza que las personas tienen con la Seguridad Social».

La idea del gravamen, que irá en paralelo al Impuesto Municipal sobre Inmuebles, el IBI portugués, es tributar a las grandes fortunas inmobiliarias. Sin embargo, se desconoce a partir de qué cantidad se aplicará, algunos medios lusos apuntan a podría gravar los patrimonios inmobiliarios superiores a los 600.000 euro

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios