Economía

Los documentos que el futuro comprador de vivienda debe conseguir antes de firmar el contrato

También puede resultar útil ver los últimos recibos y actas pendientes de la comunidad de propietarios para comprobar que no hay obras pendientes que impliquen derramas

Es importante recopilar toda la información necesaria y evitar posteriores sorpresas y sustos
Es importante recopilar toda la información necesaria y evitar posteriores sorpresas y sustos - ABC

Si crees que ha llegado el momento de adquirir una casa, cuentas con dinero suficiente para la entrada y puedes conseguir financiación del banco; te explicamos qué debes preguntar y los pasos que los expertos aconsejan dar con el fin de averiguar y recopilar toda la información necesaria y evitar posteriores sorpresas y sustos.

1. Reunir la mayor información posible sobre el piso

Existen varios documentos que el futuro comprador debe tener en su haber. El director del Gabinete de Estudios de pisos.com, Manuel Gandarias, recomienda pedir las escrituras de compraventa, una nota simple del Registro que acredite que la vivienda no tiene cargas -la puede pedir el comprador directamente-, la certificación energética, los estatutos de la comunidad de propietarios, los tres últimos recibos de la comunidad, el último recibo del IBI, información sobre la última ITE del edificio y si existen derramas pendientes. «Además, es conveniente hablar con el administrador de la comunidad. Cualquier información que podamos obtener del piso, del edificio y del propietario, ayudará en el proceso de compra», aconseja Gandarias.

2. Revisar bien la vivienda

El futuro comprador tiene la obligación de revisar hasta el último detalle del funcionamiento del sistema eléctrico, gas, calefacción, tuberias grifos, medidas de las estancias e interior de los armarios. También se pueden solicitar recibos que acrediten que se han llevado a cabo reparaciones en los últimos años. Si hay defectos que no se atisban a primera vista y que salen a la luz una vez que nos hemos trasladado a la casa, se puede ejercitar la acción de saneamiento por vicios ocultos. En Legalitas advierten de que se dispone de un plazo de seis meses desde que se entrega la vivienda y que por ello urge actuar con rapidez si surgen fallos.

3. Comprobar que no hay problemas de goteras

En primer lugar, conviene comprobar si a simple vista se aprecia un problema de humedades. Sin embargo, conviene ir más allá e indagar si en el edificio o el inmueble se ha sufrido este problema con anterioridad. Si es así, es importante contar con un buen sistema de impermeabilización para evitar su aparición, aconsejan desde la empresa Danosa, dedicada a trabajos de aislamiento térmico e impermeabilización. Por su parte, el director de Gabinete de Estudios de pisos.com también indica la posibilidad de realizar un estudio termográfico de la vivienda.

4. Averiguar si hay reformas pendientes

Dentro de este punto, se hace imprescindible hablar con el administrados de la comunidad. También puede resultar útil ver los últimos recibos y actas pendientes de la comunidad de propietarios para comprobar que no hay obras pendientes que impliquen derramas.

5. Huir de gastos comunitarios muy altos

Desde el Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) desaconsejan invertir en urbanizaciones en las que los gastos de comunidades sean muy altos, estén repartidos entre pocos vecinos o dispongan de servicios de lujo innecesarios ya que pueden ser un lastre para obtener rentabilidad en el futuro.

6. Negociar el precio

«En principio, se debe esperar a tener la mayor información posible, pero no está de más hacer una primera oferta para comprobar la flexibilidad del vendedor» afirma Manuel Gandarias. Durante los años de crisis, los expertos recomendaban solicitar rebajas del 40%. Ahora, estos porcentajes se han ajustado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios