Economía

Consejos para que las fotos de un piso a la venta «entren por los ojos» en la web

En la venta de una casa, a veces una imagen vale más que mil palabras. Los expertos de pisos.com ofrecen una reglas básicas para presentar una vivienda en venta dentro de un portal inmobilairo

Unas buenas fotografías pueden marcar la difierencia a la hora de vender un piso
Unas buenas fotografías pueden marcar la difierencia a la hora de vender un piso - ABC
Pisos.com Madrid - Actualizado: Guardado en:

Para que una vivienda «entre por los ojos» hay que valerse del poder de la imagen. El modo de presentar una vivienda en venta dentro de un portal inmobiliario puede inclinar la balanza hacia el éxito o el fracaso, sin paradas intermedias. Aunque existen profesionales especializados en fotografía inmobiliaria, las cámaras de los actuales móviles nos lo ponen realmente fácil. Únicamente habría que tener en cuenta algunas reglas básicas, como las que proponemos a continuación desde pisos.com:

1. Que se haga la luz – Cuanta menor sea la diferencia entre la luz exterior e interior, mejor. Aprovecha la primera hora de la mañana o la última de la tarde porque es el momento en el que el sol no está alto y no introduce contraste, haciendo que las formas sean más suaves. Si el piso es oscuro debido a su orientación, es posible recurrir a la luz artificial, pero procura que sea indirecta y se reparta por toda la habitación.

2. Cuidado con el flash – Estos fogonazos de luz pueden echar al traste cualquier fotografía. Para manejarlo con soltura, hay que tener experiencia. Tal y como decíamos en el punto anterior, es mejor aprovechar la luz natural en pisos exteriores y tirar de luz ambiental en inmuebles interiores. La típica foto del baño con el reflejo del flash en el espejo no causa buena impresión en el usuario que llega a tu anuncio.

3. Ordenando que es gerundio – Fregaderos de cocina con platos sucios, duchas con un surtido de botes de gel y champú, camas sin hacer, ropa por el suelo… Todos estos detalles cuentan, y no puedes hacerte una idea de cuánto. Los compradores desconfían de alguien que ni siquiera se toma la molestia de ordenar la casa para venderla. Trata de mostrar escenas armónicas, sin trastos por el medio, para que los interesados se vean viviendo ya en tu casa.

4. Desde la esquina y el pecho – No importa que no tengas un gran angular en tu móvil. El truco está en colocarse en la esquina de la estancia para captar el mayor espacio posible enfocando hacia la esquina contraria. De este modo, lograrás abarcar una gran superficie y se percibirán mejor las dimensiones de los interiores. Por otro lado, ten en cuenta que el encuadre será mucho más acertado si haces la foto a la altura del pecho, no de los ojos.

5. ¿Quién vive ahí? – Estamos seguros de que tu perro es tu mejor amigo o de que tu gato es el más bonito del mundo, pero el amor por tus mascotas le importa poco (o nada) al futuro comprador. Estos intrusos no son bien recibidos porque el comprador espera encontrar un espacio neutro. Asimismo, quita de la escena fotos de familia, recuerdos de viajes o cualquier objeto personal. El protagonista de la foto debe ser el inmueble, no tu relación con él.

6. Triste y sola – Casi peor que un anuncio online de vivienda sin fotos es uno de un piso que solo presenta una foto. Y peor aún si dicha foto es la de la fachada. El interesado puede pensar (y con toda la razón) que el vendedor esconde algo, como por ejemplo, que la vivienda está en un estado lamentable. Hay que mostrar toda la casa: dormitorios, salón, baño, aseo, cocina, terraza, trastero, garaje… Cuanta más información, mejor.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios