Quienes hayan cambiado su residencia por motivos laborales podrán beneficiarse de menor carga tributaria
Quienes hayan cambiado su residencia por motivos laborales podrán beneficiarse de menor carga tributaria - FOTOLIA

RENTA 17-18¿Cómo funciona la reducción por movilidad geográfica en la declaración de la Renta?

Aquellos contribuyentes que hayan cambiado su residencia habitual por motivos laborales podrán beneficiarse de una menor carga tributaria en su declaración de la Renta

Actualizado:

Una de las opciones más recurrentes a la hora de aliviar la tributación de un contribuyente es la llamada reducción por movilidad geográfica. En realidad, hay que tener en cuenta que en 2015 la reducción por movilidad geográfica que regulaba el artículo 20.2.b) de la Ley de IRPF, se sustituyó por un nuevo gasto deducible de los rendimientos del trabajo.

En concreto, aquellos contribuyentes que hayan cambiado su residencia habitual por motivos laborales podrán beneficiarse de una menor carga tributaria en su declaración de la Renta. En otras palabras, la movilidad geográfica está bonificada en el IRPF.

Los requisitos establecidos por la normativa son los siguientes:

-Que se trate de desempleados inscritos en la oficina de empleo.

-Que acepten un puesto de trabajo situado en un municipio distinto al de su residencia habitual.

-Que el nuevo puesto de trabajo exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio.

En todo caso, dada la extensa casuística que puede darse en términos de movilidad, Hacienda ha indicado que no todo vale y, por ejemplo, aquellos contribuyentes que se hayan inscrito como demandantes de empleo después del abandono voluntario de su anterior ocupación no tendrán derecho a dicha reducción. Tampoco aquellos contribuyentes que se trasladen a otro municipio tras aprobar una oposición pública.

Asimismo, esta reducción aplicará durante el período impositivo en el que se haya producido el cambio y también en el año siguiente. Por ejemplo, si el contribuyente cambió de domicilio en 2017, podrá aplicarse la deducción en la declaración que se presenta este año (IRPF 2017) pero también en la declaración del año que viene (IRPF 2018)

Por último, para aplicar este beneficio, se deberá marcar la casilla 19 de la declaración de la Renta, incrementando de esta forma los gastos deducibles de las rentas del trabajo en 2.000 euros anuales.

Iván Sáez Fuertes y Joaquín Atencia, Director y consultor del departamento People Advisory Services de EY, responden a las principales cuestiones a tener en cuenta en su declaración del IRPF 2017.