Economía

Luz verde a la opa de Caixabank sobre el BPI portugués

El banco luso desbloquea por fin el límite del 20% de voto en el Consejo de Administración

Sucursal del BPI
Sucursal del BPI - REUTERS
FRANCISCO CHACÓN Corresponsal En Lisboa - Actualizado: Guardado en:

Caixabank ve por fin la luz al final del túnel tras dos años de intentar cruzar al otro lado de la frontera. Los accionistas del Banco Portugués de Inversiones (BPI) han desbloqueado el límite del 20% de voto en el Consejo de Administración y la entidad catalana es la gran beneficiada, pues ostenta el 46%.

Luz verde, por tanto, a la opa sobre el 100% de la firma lusa, que en la práctica se sustenta en el acuerdo sellado con la multimillonaria angolana Isabel dos Santos, segunda mayor accionista del banco con el 18,6%.

Se terminó la pesadilla portuguesa para Caixabank. Comienzan a abrirse las puertas para un negocio largamente ansiado, que solo ha podido fraguarse gracias a la abstención de la hija del presidente de Angola, José Eduardo dos Santos.

El desblindaje de los estatutos se había convertido casi en una cuestión de Estado en Portugal, con Bruselas vigilante para no caer ante la volatilidad africana.

La clave estuvo en la oferta lanzada por el propio BPI, que ha vendido su 2% en el Banco de Fomento de Angola a Unitel, propiedad de Isabel dos Santos.

A cambio, los portugueses reciben 28 millones de euros y, sobre todo, la recompensa de la abstención de la empresaria, sin la cual Caixabank se habría atascado en un callejón sin salida.

El pacto ha resultado ser algo agónico, pues han sido necesarias tres asambleas (la última en Oporto) para desbloquear la complicada situación

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios