Telegramas económicos

Vamos a negociar

«Todos los negociadores tienen un objetivo común: la creación de empleo»

Vamos a negociar
POR JOSÉ ANTONIO SEGURADO Madrid - Actualizado: Guardado en:

El presidente Rajoy y la ministra Báñez se reunieron antes de ayer con los secretarios generales de UGT y CC.OO. y los presidentes de CEOE y Cepyme. El presidente Rajoy recordó la necesidad del equilibrio presupuestario -impuesto por Bruselas- y de mantener la reforma laboral por sus resultados. Manifestó que está abierto a estudiar los acuerdos entre patronal y sindicatos. Comienza una amplia negociación que mostrará la responsabilidad y flexibilidad de todos los negociadores que tienen un objetivo común: la creación de empleo. Estimo que la negociación colectiva no podrá limitarse a establecer un máximo de incremento salarial anual -a partir de 2018, pues el ANC rige en 2017- o un incremento del sueldo mínimo, si no que debe tratar los temas importantes de absentismo, desigualdades, movilidad, prioridad del convenio de empresa, conciliación familiar, y por supuesto pensiones, donde creo será más fácil alcanzar un acuerdo respaldado por muchos partidos. En la rueda de prensa, Juan Rosell pronunció con fuerza un «vamos a negociar» y Antonio Garamendi recalcó que «sin la reforma laboral su hubiesen destruido miles de empresas más». Ambos representan la filosofía patronal y conocen también la necesidad de autocrítica.

Es necesario distinguir entre salarios y coste salarial empresarial. El ranking europeo del coste a sumar al salario, medido en porcentaje del mismo que va a la Seguridad Social, lo encabeza Suecia con un 48% y la media europea es del 31%. España ocupa el undécimo lugar con el 35%, cuatro puntos más que la media europea.

El hecho de que un accionista significativo del Banco Popular, cuyo representante en el consejo de administración aprobó el plan trienal «Sunrise» del banco, filtre a un medio su voluntad de reemplazar al presidente, negocie sin respaldo y luego no tenga apoyos ha dañado al banco, a su plan de reestructuración, al gran equipo de profesionales, a sus accionistas y clientes entre los que me encuentro orgulloso desde hace 54 años.

Me avergüenza la catadura moral de algunos. Rita Barberá, alcaldesa, descansa en paz.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios