Alberto Montero, Pablo Iglesias, Yolanda Díaz y Alberto Rodríguez este martes en el Congreso de los Diputados - EFE

Unidos Podemos pide que la revalorización de las pensiones vuelva a hacerse con arreglo a la inflación

los de Iglesias también exigen la supresión del índice de revalorización y el factor de sostenibilidad de las pensiones aprobados en 2013

MadridActualizado:

Unidos Podemos ha registrado este martes una proposición de ley en el Congreso de los Diputados para que la revalorización de las pensiones vuelva a hacerse con arreglo al incremento del Índice de Precios al Consumidor (IPC). En la propuesta se añade que, en caso de no llevarse a cabo esta medida, se abone la diferencia entre las dos cifras a través de un pago único.

De esta manera, el grupo parlamentario pide que se deroguen lo que a su juicio son dos puntos críticos introducidos con las reformas del PSOE y el PP, en 2011 y 2013 respectivamente: el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización, que en la actualidad fija una subida anual del 0,25% para las pensiones, cifra que se ha situado en los últimos años por debajo de la inflación. Este ínidice, han explicado desde la formación, sería sustituido por la revalorización con arreglo al IPC, «con el objetivo de frenar la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas».

En la propuesta de los de Pablo Iglesias también se incluye una paga, a percibir de una sola vez, «que cubra la diferencia entre la cuantía de la pensión percibida y la que hubiera correspondido en caso de aplicar la revalorización del IPC correspondiente a los ejercicios de 2016 y 2017», años en los que la inflación se situó por encima de la actualización de las pensiones.

Desde el grupo han asegurado ser conscientes del esfuerzo económico que supondría esta medida de llevarse a la práctica, por lo que han planteado que su coste se asuma, además de a través de los preuspuestos de la Seguridad Social, también con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Según recoge la memoria económica de la propuesta, «si las pensiones se revalorizasen con el IPC, la pensión media crecería en términos reales a una tasa media anual del 1,2%, mientras que el PIB per cápita podría hacerlo al 1,7%. Es decir, el cociente entre la pensión media y el PIB per cápita pasaría de 0,54 a 0,47. En cambio, si las pensiones se revalorizasen al mínimo legal actualmente existente hasta que se llegase al equilibrio del sistema –suponiendo que el porcentaje de ingresos sobre el PIB no aumenta—, el índice de revalorización sería del 0,25% hasta 2040, y sólo a partir de entonces podría empezarse a revalorizar las pensiones al nivel de la inflación».

Además de la propuesta de revalorización, Unidos Podemos ha planteado que para calcular el índice, además del IPC, se tengan en cuenta factores como el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional, la productividad media nacional o la coyuntura económica general. También han advertido que la prolongación de la esperanza de vida y la jubilación de las próximas generaciones ponen en peligro la sostenibilidad del sistema de pensiones, por lo que han propuesto que se incremente el volumen de ingresos del sistema a través de los Presupuestos Generales del Estado, cuyos recursos para la financiación serían obtenidos por vía fiscal.