Comercio electrónico

Ulabox, pionero en la venta online de frescos por delante de Amazon

Marcó el hito de ser el primer supermercado puramente en red de España, aunque el sector en internet no termina de despuntar

Jaume Gomá, CEO de Ulabox
Jaume Gomá, CEO de Ulabox - ABC
DANIEL CABALLERO - @abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

El comercio electrónico apenas supone el 0,8% del total de compras de alimentación. Por el momento, es un nicho de mercado aún por explotar aunque hay empresas como Ulabox que ya han sabido ver la oportunidad. Fundada en 2010 en Barcelona, esta compañía marcó el hito de ser el primer supermercado puramente online de España. Se definen como el «antisúper» ya que los clientes se evitan las tediosas colas de los establecimientos y cargar con la compra hasta casa. Precisamente a raíz de estos dos condicionantes, surge la idea de crear este modelo alternativo. «Nacemos de la necesidad de tener que desplazarse a hacer la compra», asegura Jaume Gomá, CEO de la compañía.

Su evolución ha sido meteórica a pesar de la crisis duplicando e incluso triplicando sus resultados anualmente. Su objetivo para 2016 pasa por alcanzar una facturación de 12 millones de euros, aunque no se quedan ahí. «Nuestro objetivo es seguir creciendo, aportando valor al cliente», afirma Gomá.

Ulabox ha pasado de ofertar 649 productos a más de 13.500 procedentes de 150 marcas de referencia

Ulabox es una empresa que ha sabido «aprovecharse de la tecnología» y los competidores que tiene a su alrededor alcanzan escala mundial, como Amazon. El gigante tecnológico ya vende alimentos por internet y ahora se ha lanzado a comercializar productos frescos en tiempo récord (hasta 2 horas en Madrid y Barcelona), aunque no fueron pioneros. Ulabox ya puso en marcha una amplia oferta de productos frescos hace un año en el área de la Ciudad Condal mientras que este servicio desembarca ahora en septiembre también en la capital. La compañía catalana no se considera «un referente» sino que desea que «sean los clientes quienes nos lo digan». Gomá cree esencial la competencia, y más con rivales como Amazon. Celebra que la multinacional apueste por algo que ellos ya iniciaron en 2010 ya que ayuda a «dar visibilidad» al comercio electrónico de alimentos.

Por otro lado, su oferta de productos ha variado desde su fundación en 2010 de manera drástica. Ulabox se inició vendiendo productos de droguería a través de mayoristas con un surtido de 649 productos. Ahora, desde su sede en Barcelona, tienen en su catálogo más de 13.500 productos de 150 marcas, lo que les sitúa ya a la altura de un gran supermercado, pero en el formato online.

Esa amplia gama de productos les ha facilitado llegar al mayor número de clientes posible. No se cierran a ningún tipo de perfil e, incluso, se sienten sorprendidos por contar con un buen número de usuarios de avanzada edad. Así, su perfil no está ni siquiera definido ya que tienen «desde parejas con hijos, a estudiantes, pasando por gente más mayor».

El comercio electrónico de alimentos solo ha crecido un 8% desde el año 2004

Todavía les queda un amplio camino por recorrer para lograr implementar el comercio electrónico de alimentos en España. A día de hoy es un sector residual en el conjunto de las compras en el país aunque consideran que «no es un problema de demanda sino de oferta». Ulabox está convencida de que lo que reclama el cliente es un portal que le pueda aportar todo lo que necesita ya que la demanda es creciente y cada vez más españoles se lanzan a hacer la compra por internet para ahorrarse el tiempo que pierden al bajar al supermercado físico. Gomá asegura sin titubear que el cliente español «está muy adaptado» a este tipo de plataformas y que «la demanda es constante».

Aun así, la venta online de alimentos apenas ha avanzado en su conjunto en España en estos últimos años. Desde 2004, el crecimiento ha sido del 8% mientras que desde 2012 el auge ha sido tan solo del 1,3%. El sector no termina de explotar, aunque el alza de Ulabox en particular está siendo notable. A pesar de que el supermercado continúa siendo el canal preferido por los consumidores (44%), se espera un repunte del comercio electrónico en los próximos años a medida que continúe ascendiendo la confianza de los clientes en él. El gran objetivo, dejar atrás ese 0,8% del total que supone respecto a la totalidad de las compras de alimentación por parte de los españoles.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios