Turistas chinos pasean por el centro de Madrid
Turistas chinos pasean por el centro de Madrid - JAIME GARCÍA

Turismo, el volumen no lo es todo

El visitante chino que viaja a nuestro país aún gasta cuatro veces menos que el que pasa unos días en Londres

MADRIDActualizado:

La maquinaria puesta en marcha hace tres años por las principales empresas turísticas del país para intentar atraer a los visitantes de calidad continúa completamente engrasada. Pero aún queda mucho trabajo pendiente. El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, aseguró esta misma semana que «España necesita una renovación del modelo turístico combinando los clásicos visitantes de sol y playa con los de calidad. Hay que abrir el debate en la sociedad para que no se mida el turismo solo por la calidad, sino también por criterios de rentabilidad». El máximo representante de los grandes almacenes españoles explicó que «en materia de empleo, por ejemplo, España tiene que recibir dos turistas por cada uno que llega a Reino Unido para crear el mismo nivel de empleo».

Por su parte Luis Gallego, presidente de Iberia, puso el acento en que la aerolínea ha abierto dos destinos nuevos el año pasado precisamente a los mercados de origen de los turistas de calidad, como son Shangai y Tokyo, pero no es suficiente ya que, según sus datos, «sólo el 0,33% de los chinos que viajan fuera de su país recalan en España, de ahí la importancia del reto que tenemos por delante y valga el ejemplo de que el viajero que llega a Madrid se gasta cuatro veces menos que el que opta por pasar unos días en Londres».

Los líderes de ambas empresas hicieron una defensa férrea de las ventajas de cambiar el modelo turístico para atraer a los visitantes de más calidad, y más poder adquisitivo, ya que ello desestacionalizaría la demanda, diversificaría el origen geográfico de los visitantes y contribuiría a crear empleo de mayor calidad.

Estas declaraciones se produjeron en la inauguración del Tercer Summit Shopping Tourism & Economy Madrid 2017, en el que durante dos días se analizará el reto que supone para las empresas así como para las distintas administraciones intentar cambiar el modelo turístico.

Las alianzas para conseguir los retos

La jornada fue inaugurada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien aseguró que «España está consiguiendo año tras años cifras record de visitas y en los ocho primeros meses se han superado los 57 millones de turistas internacionales, un 10 % más que en el mismo periodo del año pasado. Además, el gasto de esos turistas también es mayor, ya que, en agosto el gasto medio ha sido de 1.088 euros, un 6,1% más que el año anterior».

A pesar de estas cifras positivas, la vicepresidenta del Ejecutivo destacó el «gran reto que tenemos como país para aumentar el gasto del turismo de compras y de calidad, y acortar la distancia con países como Reino Unido o Francia. Para lograrlo es clave alianzas entre líneas aéreas, centros comerciales o redes de museos, sin olvidar las sinergias entre el sector turístico y tecnológico. Tenemos que poner en valor una serie de atributos como la autenticidad, la garantía y la flexibilidad».

«El turismo no puede estar en manos de los vaivenes políticos, ya que su complejidad necesita una estrategia con una visión a largo plazo»

Desde la industria hotelera Alfonso del Poyo, vicepersidente para España de Meliá Hotels, asegura que «el turismo no puede estar en manos de los vaivenes políticos, ya que su complejidad, como en cualquier negocio, necesita una estrategia con una visión a largo plazo. Los planes del turismo no sólo no han sido suficientes hasta ahora sino que sobre todo, no han sido estratégicos y el sector debe ser tratado con una visión a largo plazo. No es de recibo que cada seis meses tengamos que volver a contar a un nuevo director de turno todos los problemas del sector turístico».

En la misma línea se manifestó el presidente del grupo Hotusa, Amancio López, al apostar por una «colaboración público-privada más estrecha y en contra de las políticas de ocurrencias» y, en su lugar, «ha apostado por unas políticas a largo plazo que protejan y fortalezcan los destinos turísticos».

Nuevo nicho de alto valor añadido

El turismo de calidad constituye un nuevo nicho de negocio de alto valor añadido, fundamental para el desarrollo de las ciudades por su capacidad de generar crecimiento económico de forma directa y rápida. Las principales urbes europeas compiten por la captación de este turismo de alto valor añadido y, de hecho, con ventaja en muchos casos sobre España pese a que nuestro país es el tercer destino del mundo en cuanto a ingresos por turismo. Según datos de Oxford Tourist Economics, París es el destino favorito de los turistas extraeuropeos que hacen compras «tax free», con un 16% del total, seguido de Londres con un 13%, Milán con un 5%, Roma, Munich y Francfort con un 3% cada uno, a los que le sigue Barcelona, con un 2,6% y Madrid con un 2,3%.