Yago García, CEO y cofundador de esta novedosa compañía
Yago García, CEO y cofundador de esta novedosa compañía

Travel Motion, el Uber español de las bicis eléctricas

Una empresa recoge y entrega bicis en 70 puntos de Madrid

MADRIDActualizado:

Travel Motion es una empresa dedicada al alquiler de e-bikes (bicicletas) a través de internet, cuyo valor diferencial es la entrega y recogida de las bicis en más de 70 ubicaciones de todo Madrid, para la máxima comodidad de los clientes, que así no tienen que desplazarse a una tienda.

La empresa nació en 2016, con un despegue que no fue precisamente fácil. Sin ayudas públicas -dado que la fecha de resolución era tan alejada que no podían demorarlo en el tiempo y menos sin una garantía de éxito- tuvieron que recurrir a financiación bancaria, donde se les exigió avales personales, una vía nada ajena el mundo emprendedor español. «Así es difícil emprender. Aquí aún estamos muy lejos de tener un verdadero ecosistema emprendedor como sí lo hay en otros países, donde levantar financiación es relativamente sencillo si la idea y el equipo son buenos», se queja Yago García, CEO y confundador de Travel Motion (www.travelmotion.bike).

El inicio operativo del modelo de negocio online se puso en marcha en febrero de 2017. «Somos tres socios; dos trabajan en el sector financiero, mientras que yo procedo del sector de la movilidad sostenible, más concretamente del transporte público», explica el confundador de este proyecto.

Tras unos inicios duros, prevén ser rentables ya en 2018

Pero los comienzos no fueron precisamente fáciles. Piedras en el camino... todas las que uno se pueda imaginar, «desde proveedores que suministran equipos inadecuados y desaparecen sin atender las llamadas, hasta personal muy poco implicado que no entiende que una start up no es una multinacional y hay que hacer de todo -recuerda García-. También tuvimos especial mala suerte en la selección de una pasarela de pago de uno de los principales bancos españoles, que cerró a los seis meses de comenzar a operar, cuando era una gran apuesta mundial, además de una relación compleja con potenciales inversores que parece que no quieren dejar pasar la oportunidad de entrar en la empresa, pero no terminan de definir su posición…».

Sin embargo, este verano, con la economía en clara recuperación, Travel Motion, si bien nació en tiempos no tan complicados, ha empezado a notar destellos de optimismo para el negocio, y ya considera este julio y agosto pasado como «nuestra primera temporada alta. De hecho, estamos empezando a tener satisfacciones diarias, si bien no esperamos ser rentables en términos de ebitda hasta 2018».

Los retos de futuro... sobre la mesa. A corto plazo, consolidar los nuevos modelos de negocio ya desarrollados en Madrid. A largo plazo, expandirse en ciudades de mediano y gran tamaño de interés turístico a lo largo y ancho de la geografía española. Un largo paseo... en bici.