Economía

El tipo medio de las hipotecas en España es la mitad que el europeo

Según Funcas, el tipo de interés medio en nuestro país es del 1,3%, frente al 2,6% de la zona euro

El entorno seguirá propiciando caídas del Euríbor, según Funcas
El entorno seguirá propiciando caídas del Euríbor, según Funcas - FOTOLIA
EUROPA PRESS Madrid - Actualizado: Guardado en:

El tipo de interés medio de las hipotecas ya existentes en España se sitúa en el 1,3%, frente al 2,6% de la zona euro, de acuerdo con Funcas, que recoge el dato en su último número de Cuadernos de Información Económica.

De acuerdo con la institución, el tipo de interés de los nuevos préstamos para la compra de vivienda es similar en España y en la zona euro, al situarse en torno al 2%.

Esta evolución se explica por la intensa caída de los tipos de interés y el elevado porcentaje de hipotecas a tipo variable en España, según concluye el artículo de Joaquín Maudos incluido en la publicación. El porcentaje de préstamos a tipo variable se ha reducido del 90% en 2008 al 49% en 2016, aunque la cifra es aún muy superior a la media del 15% de la zona euro, según Funcas.

Los bajos tipos de interés y la penalización que aplica desde junio de 2014 el Banco Central Europeo (BCE) por el exceso de liquidez a los bancos presionan los márgenes y la rentabilidad del sector y explican que tres países (Bélgica, Países Bajos y Alemania) de la eurozona cobren a las empresas por los depósitos a plazo.

Según Maudos, en el caso de las familias en ningún país se ha traspasado la barrera del 0%, algo que sería "muy improbable" por las consecuencias que tendría en caso de que los hogares prefirieran mantener su riqueza en efectivo en lugar de depósitos bancarios.

El autor considera que una subida de los tipos de interés afectaría "positivamente" a la rentabilidad de la banca, mientras que ir más allá en "la penalización que soporta el sector por el exceso de liquidez" podría ser "contraproducente" para la estabilidad financiera por el impacto negativo sobre el margen de intermediación y sobre la rentabilidad, ya de por sí reducida.

Entorno favorable

Por su parte, los autores Santiago Carbó y Francisco Rodríguez coinciden en el reto que supone para la banca española la situación de mercado, la rentabilidad y la gestión de activos, aunque, en su opinión, existen diferencias en el esfuerzo realizado que juegan a favor de la industria española respecto a otros países de la eurozona.

"En 2017 cabe esperar que, si se resuelven los problemas de solvencia y transparencia en otras plazas europeas, el sector bancario español puede encontrar un entorno de mercado más favorable para el valor de sus accionistas", indican Carbó y Rodríguez.

Asimismo, esperan que se consolide la generación de tasas de crecimiento positivas del saldo del crédito al sector privado y, en su conjunto, una mejora relativa de la rentabilidad, aunque esta continuará siendo el principal reto a medio plazo.

En 2017, los autores consideran que puede esperarse una aceleración de la caída de la tasa de morosidad por dos razones: se prevé que el desempleo continúe descendiendo y el saldo del crédito bancario aumente.

Asimismo, Carbó y Rodríguez indican que, ante posibles cambios en la política monetaria del BCE, es destacable cómo los bancos españoles han reducido su dependencia de la financiación del Eurosistema, especialmente en el último año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios