Economía

El Tesoro coloca 4.574 millones en letras a seis y doce meses otra vez con intereses negativos

Los títulos a seis meses han salido con un rendimiento marginal negativo del -0,258%, frente al -0,251% aplicado en la puja previa

Panel informativo de la rpima de riesgo
Panel informativo de la rpima de riesgo - EFE
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Tesoro Público español ha colocado este martes 4.574,3 millones de euros en letras a seis y doce meses, que de nuevo han salido a un interés negativo, aunque en el primer caso éste ha sido aún más abultado que en la subasta previa.

En concreto, las letras a seis meses, de las que se han adjudicado 550,03 millones de euros, han salido con un rendimiento marginal negativo del -0,258%, frente al -0,251% aplicado en la puja previa, celebrada el pasado 16 de agosto.

No obstante, la mayor parte del importe colocado, 4.024,3 millones de euros, han sido en letras a doce meses, que se han adjudicado a un interés marginal negativo del -0,197%, el mismo de la subasta anterior.

En total, España ha colocado hoy 4.574,3 millones de euros, un importe que se sitúa en la parte media del objetivo previsto por el Tesoro, que se situaba entre los 4.000 y los 5.000 millones de euros.

Esta subasta es la primera que se lleva a cabo esta semana, ya que el jueves, España tiene previsto otra de deuda a largo plazo, en la que prevé colocar hasta 4.000 millones en bonos a cinco años, y obligaciones a diez y a quince años.

Ambas pujas se celebran después de que la semana pasada, el rendimiento de la deuda europea se elevara ante la falta de aprobación, por parte del Banco Central Europeo (BCE), de nuevas medidas de estímulo económico.

Incluso, el rendimiento del bono alemán a diez años, con que se calcula la prima de riesgo, regresó a tasas positivas después de permanecer en negativo desde el pasado 15 de julio. La rentabilidad del bono español también subió de nuevo por encima del 1%.

Una situación pese a la que el Tesoro, en esta puja, ha logrado colocar letras a intereses negativos, lo que supone que España sigue cobrando a los inversores por adquirir este tipo de deuda.

Además, la puja ha contado con una importante demanda, ya que los inversores han solicitado 11.288,8 millones de euros. Así, la ratio de cobertura, que es la diferencia entre lo solicitado y lo finalmente adjudicado, ha sido de 2,4 veces.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios