Economía

El Tesoro coloca 2.660 millones de euros en letras a tres y nueve meses de nuevo con un interés negativo

La demanda ha superado los 7.726 millones de euros, lo que supone 2,9 veces más de lo finalmente adjudicado

Panel de la prima de riesgo
Panel de la prima de riesgo - EFE
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Tesoro Público español ha frenado la caída que venía registrando el interés de las letras a tres meses que, no obstante, ha vuelto a ser negativo en la puja de este martes, en la que España ha colocado 2.660 millones de euros.

De este total, la mayor parte, 2.255 millones de euros, ha correspondido a las letras a nueve meses, que se han adjudicado a un interés marginal negativo del 0,296%, aún más abultado que el -0,269% aplicado en la puja previa, del 20 de septiembre.

Por su parte, otros 405 millones de euros se han colocado en letras a tres meses que, aunque también han salido a un interés marginal negativo del 0,386 %, éste ha sido menos pronunciado que el -0,421 % de la subasta anterior. Pese a este pequeño repunte en la rentabilidad de las letras a tres meses, el Tesoro español sigue colocando a intereses negativos, lo que significa que España cobra a los inversores por adquirir este tipo de deuda.

El analista de XTB Javier Urones ha calificado de positiva la puja celebrada hoy por el Tesoro, en la que se ha adjudicado algo menos que el objetivo previsto, que oscilaba entre los 2.000 y los 3.000 millones de euros. No obstante, la demanda ha superado los 7.726 millones de euros, lo que supone 2,9 veces más de lo finalmente adjudicado.

"El mercado sigue aunque de forma bastante más sosegada, apuntalando los intereses negativos en la deuda soberana a corto plazo", ha dicho Urones, que ha recordado que la prima de riesgo nacional se mantiene en el entorno de los 100 puntos básicos, "una señal de que el mercado de renta fija no descuenta ningún evento negativo a corto plazo".

Por último, Urones ha precisado que la estabilización de los intereses de deuda en España parece que gana terreno, y cada vez es más complicado mejorar las rentabilidades.

"Un posible anuncio de ampliación del programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE) en los próximos meses sin duda ayudaría en la tarea de rebajar más los intereses de la deuda", ha concluido.

En concreto, el próximo jueves 20 de octubre, el BCE celebra una nueva reunión, que coincidirá con una nueva puja del Tesoro, que espera vender ese día entre 3.000 y 4.000 millones de euros en bonos a tres años, obligaciones que vencen en 2026, y obligaciones a cincuenta años.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios