Juan Galiardo, director de Uber, en las oficinas de la app
Juan Galiardo, director de Uber, en las oficinas de la app - ABC

«El taxi es un cliente natural de Uber»

Juan Galiardo, director general de Uber en España, reclama la liberalización del transporte en nuestro país y vaticina que la plataforma llegará a nuevas ciudades en 2018

Actualizado:

Juan Galiardo (Santa Cruz de Tenerife, 1988) admite que Uber entró en España hace tres años como «un elefante en una cacharrería». Entonces era director de operaciones en varias ciudades y el servicio de la «app» no tardó en ser suspendido. Ahora, como director general, Galiardo apuesta por dar protagonismo a los conductores e impulsar una expansión ordenada para no cometer los errores del pasado.

Uber volvió hace más de un año y medio a España, pero solo está presente en Madrid. ¿Por qué?

Nuestro modelo de negocio nos exige un gran número de conductores para expandirnos, una condición que no se ha producido en España debido a las limitaciones regulatorias. La normativa española es una de las más restrictivas de Europa, pero la llegada de miles de licencias VTC procedentes de los tribunales va a generar un cambio. Confiamos en llegar, a corto plazo, a las ciudades españolas con más de un millón de habitantes.

Barcelona parece ser la preferida. ¿En qué plazo cree que será posible el desembarco allí de Uber?

Es el candidato más evidente. Hay una gran masa crítica en Barcelona, pero hay que tener en cuenta que es una ciudad donde la demanda se dispara en momentos puntuales. Hay que hacer frente a este volumen. Aún así, esperamos que en 2018 podamos anunciar el lanzamiento de Uber en otra ciudad. España ha registrado crecimientos mensuales del 20% y en el futuro tendrá un desarrollo más rápido que otras ciudades europeas como París o Londres.

Los tribunales están concediéndo ahora licencias solicitadas hace años por un vacío legal. Actualmente hay 6.000 en circulación. ¿Hasta qué cifra esperan que crezca este número?

Es difícil de saber, no hay un registro oficial de cuántos procedimientos judiciales están en marcha. Creo que, de aquí a un año, pueden llegar otras 15.000 licencias a las calles. O incluso más. Esto nos va a permitir crecer con fuerza en Madrid. La demanda potencial que actualmente no puede reservar un coche en la M40 o M50 va a poder solicitar nuestro servicio.

La CNMC ha denunciado la norma que limita la concesión de licencias VTC ante el Supremo. ¿Qué opciones tiene de fructiferar esta demanda?

Somos optimistas, creemos que habrá un movimiento hacia la liberalización, aunque es difícil saber qué forma tendrá. Es evidente que los argumentos a favor son de peso, tenemos que preservar el interés general y es difícil defender una limitación. Actualmente aspectos como el de habitualidad generan ineficiencias absurdas, como que por ejemplo una flota deba permanecer en Madrid en agosto. El procedimiento está siguiendo una vía exprés y creo que en la primera mitad del año que viene habrá sentencia.

«Los argumentos a favor de una mayor liberalización del transporte son de peso. Tenemos que preservar el interés general»

El taxi ha interrumpido sus paros después de las grandes huelgas de este verano. ¿Existe un acercamiento entre ambas partes?

La forma en que entramos en España ha impedido esas conversaciones. Todavía son imposibles con algún sector del taxi, pero con otros el diálogo puede ser fluido. El taxi es uno de los clientes naturales de Uber en cualquier mercado, trabajamos con empresas de transportes y queremos aportarles valor. La transición del sector no puede dejar a nadie atrás.

¿Ha mantenido ya alguna reunióncon representantes del taxi?

No puedo responder sobre encuentros privados.

La compañía ha puesto en marcha un centro de atención a conductores. ¿Uber puede garantizar que ninguno de sus chóferes trabaja en condiciones abusivas?

Tanto conductores como pasajeros son clientes de nuestra «app». Si no cuidas ambos lados con la misma dedicación el servicio no funciona. Normalmente trabajamos con empresas que contratan asalariados y estos contratos se realizan en el marco de un convenio que regula horas y precios. Obviamente si detectamos que algún socio no cumple estas condiciones o recibimos quejas de un número considerable de conductores lo investigaríamos y no querríamos trabajar con un socio que no cumple esas condiciones laborales.

Hace escasas semanas, un conductor de Uber realizó un atentado en Nueva York que acabó con la vida de ocho personas. ¿Qué tipo de controles pasan estos conductores?

Estamos profundamente conmocionados por los ataques terroristas de Nueva York y queremos expresar nuestras condolencias y solidaridad con las víctimas y sus familias. Revisamos los antecedentes penales de todos los conductores y ya nos hemos puesto en contacto con las autoridades para prestar todo nuestro apoyo.

«La regulación es la que crea especulación»

¿Hay una burbuja de licencias VTC?

La regulación, que impone una proporción de una licencia VTC por cada treinta del taxi, crea de forma natural especulación. Llama la atención que el taxi se queje de la burbuja de VTC cuando sus autorizaciones tienen unos rendimientos altísimos. La CNMC ha señalado que el activo más rentable de los últimos diez años ha sido la licencia de taxi de Barcelona, con una rentabilidad del 500%. La única forma de luchar contra una especulación del taxi o VTC pasa por la liberalización del sector.

El Gobierno prepara un real decreto para limitar la transmisión de licencias VTC...

Llama la atención que los principales elementos de este decreto fuesen peticiones del taxi. Sin embargo, el proceso de aprobación de ese decreto aún no ha acabado y se han presentado alegaciones. Confiamos en que finalmente sea una norma que impulse el bien común.