Guerra comercial: Irrumpe Torres y Codorníu lanza el más caro del mundo

También el bipartidismo acaba en el mundo del cava

Mientras Freixenet está parcialmente en venta y aparecen nuevos competidores

También el bipartidismo acaba en el mundo del cava
JOAN CARLES VALERO Barcelona - Actualizado: Guardado en:

El suspense sobre el futuro accionarial de Freixenet se mantiene ante la doble oferta de compra de la alemana Henkell y la liderada por el patriarca de la familia, José Ferrer, que pretende mantener la españolidad del grupo. Mientras, el sector del cava ha emprendido una inusitada actividad en la recta final del año, cuando se concentra el mayor consumo de este espumoso elaborado con el método tradicional.

Las ventas, como los votos en política, ya no se reparten mayoritariamente entre los dos grandes, Freixenet y Codorníu, entre otras razones por la irrupción de nuevos competidores, como García Carrión en el segmento medio y bajo que tan bien conoce Freixenet, y ahora también Bodegas Torres, que lanza su primer espumoso a 34 euros y fuera de la denominación de origen cava.

Los elaboradores confían en que estas Navidades no se repita el pinchazo de las pasadas. El sector todavía no se explica qué ocurrió en España durante los tres últimos meses de 2015. Las ventas experimentaron un «frenazo tremendo» durante el periodo de mayor consumo del año en nuestro país, lo que constituyó toda una sorpresa, según reconoció el presidente del Consejo Regulador del Cava,Pedro Bonet, en la presentación de resultados del sector. El consumo de cava cerró el año con una caída del 0,80%, lo que supone que los españoles se bebieron 700.000 botellas menos que en 2014, con un total de 86,87 millones.

Doble desafío de Cordorníu

Codorníu, firma creadora del cava desde que Josep Raventós elaboró sus primeras botellas en 1872, ha lanzado un doble desafío con la intención de desestacionalizar el consumo y atraer a los jóvenes por un lado, al tiempo que elevan el prestigio de esta bebida espumosa de la mano de su colección «Ars Collecta» que incluye el icónico 456, un caldo de tres tierras distintas del que se han embotellado sólo mil unidades que se venderán a 175 euros.

El nombre 456 simboliza el número de vendimias realizadas por Codorníu desde 1551 hasta 2007, año de la cosecha ahora en venta. Javier Pagés, director general del grupo Codorníu, subraya que Ars Collecta pretende ser «un punto y aparte en la historia del cava» y que el 456, que pasa por ser el más caro del mundo, «rompa el falso mito de que sólo hacen artesanía y calidad las bodegas pequeñas, mientras que las de dimensiones mayores somos todas iguales». El otro desafío de la firma presidida por Mar Raventós ha sido adelantar a octubre el inicio la tradicional campaña publicitaria de Navidad, de la mano de la actriz y cantante Leonor Watling bajo el lema «Algo maravilloso va a pasar». La intención es que se consuma cava para celebrar la vida en cualquier momento y acomodarse a los nuevos tiempos con un aire más juvenil, como sustituir las tradicionales coronaciones de Reinas del Cava por la elección de Damas.

José Ferrrer, el exportador

La cocinera Carme Ruscadella ha sido investida Dama Cofrade de Honor de la Cofradía del Cava que preside Toni de la Rosa y Torelló. En la misma ceremonia se entregó una insignia de oro y diamantes a José Ferrer, presidente de honor de Freixenet, en reconocimiento por ser el gran artífice de la internacionalización de su compañía y, por extensión, de todo el sector.

En la estela del boicot al consumo del espumoso catalán que se desató en 2004 a raíz de unas desafortunadas palabras de Josep Lluis Carod-Rovira, aparecieron un puñado de bodegas que se lanzaron a su elaboración en zonas como Valencia, Extremadura, Aragón, La Rioja o Navarra (regiones autorizadas). La producción de estas bodegas es pequeña, comparada con el poderío del Penedés, donde otros elaboradores, como Juvé & Camps, celebran estos días sus 50 primeras vendimias del emblemático cava gran reserva de la misma marca, elaborado en sus 271 hectáreas de viña cultivadas de forma cien por cien ecológica.

Primer espumoso de Torres

La preocupación por el medio ambiente es otra de las distinciones de este sector enraizado a la tierra. Es el caso de Bodegas Torres, que lleva desde 1870 elaborando vino y que acaba de lanzar al mercado Vardon Kennett, su primer espumoso.

Después de casi cinco años, la familia Torres ha presentado el Cuvée Esplendor 2013 de Vardon Kennett, que voluntariamente no pertenece a la denominación de origen (DO) cava para no someterse a los rígidos parámetros de este tipo de producción, dado que con el cambio climático, «cada vez tenemos que buscar viñedos a más altura», asegura Miguel Torres Maczassek, director general de Bodegas Torres y quinta generación de una familia muy sensibilizada por el medio ambiente. El cambio climático se aprecia constantemente. Por ejemplo, este verano ha sido en Cataluña el más seco y caluroso de las últimas décadas.

La producción del nuevo espumoso de Torres se ha limitado a 30.000 botellas, que tendrán un precio de venta al público de 34 euros. En la bodega familiar están preparadas las añadas de 2014 y 2015, después de que el caldo pase 30 meses de crianza en botella.

La instalación de las luces navideñas en las ciudades españolas es el preámbulo de la tradicional campaña publicitaria de Freixenet. Este año, el anuncio repite burbujas protagonistas, encarnadas por las integrantes del equipo español de gimnasia ritmica. Malas lenguas dicen que ha sido para ahorrar la plata que ellas ganaron en los Juegos de Río. Lo cierto es que su entusiasmo y esfuerzo bien merecen un brindis.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios