Empleo

Los sueldos públicos, un 55% más altos que los de la empresa privada

La diferencia media mensual supera los 900 euros. Los salarios de la Administración sintieron menos la crisis

Actualizado:

Las estadísticas indican que los sueldos del sector público no solo son más altos que los del sector privado, sino que sintieron menos los efectos de la crisis. En España, a la «brecha salarial» entre hombres y mujeres se le añade la que se da entre los asalariados públicos y de la empresa privada.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora periódicamente el Instituto Nacional de Estadística (INE), el sueldo bruto en el sector público asciende a una media de 2.624 euros mensuales, mientras que en la empresa privada se queda en 1.694 euros. Es decir, una diferencia promedio de 930 euros al mes. Dicho de otra forma, el sueldo medio en la Administración -incluidos sus aledaños de entes, organismos y empresas públicas- es un 55% superior que en el sector privado.

A la hora de pactar la subida de los sueldos públicos, Gobierno y sindicatos lo han presentado como una forma de recuperar el poder adquisitivo que los empleados de la Administración perdieron durante la crisis por la congelación salarial. Sin embargo, en términos estrictamente monetarios, esa pérdida de poder adquisitivo fue sustancialmente menor para los empleados públicos que para los asalariados del sector privado. ¿Por qué? Por un doble motivo: de entrada, porque el sueldo medio en la Administración es -como se ha apuntado- considerablemente mayor que en la empresa privada; y, en segundo lugar -y fundamental-, porque la evolución del sueldo medio en el sector público fue comparativamente mejor que en el privado. La EPA así lo indica: entre 2007 y 2016, la media de los salarios mensuales brutos aumentó un 14% en la Administración, mientras que en el sector privado lo hizo en un 12%. En el mismo período, la inflación acumulada rozó el 17%.

Tablas retributivas dispares

La estructura salarial también presenta otras grandes diferencias. Por ejemplo, en el sector público los mileuristas son excepción. Prácticamente el 70% tienen sueldos que superan los 2.000 euros brutos mensuales.

El INE considera que «esta mayor concentración de salarios elevados en el sector público viene determinada por el mayor porcentaje de asalariados con estudios superiores, el tipo de ocupación desempeñado, el menor peso del trabajo a tiempo parcial y la mayor antigüedad». Son factores que influyen decisivamente en la estructura salarial, pero también existe otra circunstancia real añadida: puestos similares -o funciones equiparables- se pagan mejor en el sector público que en la empresa privada.

Dentro del sector público, hay otra «brecha salarial» más, la que se da entre distintas administraciones, e incluso entre unos y otros ministerios u organismos estatales. Las diferencias llegan a ser muy abultadas, aunque hablando de cifras promedio la conclusión es que el sueldo bruto mensual medio más alto se da en las administraciones autonómicas -casi 2.800 euros- seguidas de las empresas públicas -roza los 2.600 euros-. Tras ellas, la Administración central -incluida la Seguridad Social- y las entidades locales -ayuntamientos, diputaciones, cabildos y consejos insulares-.

La acentuó esa «brecha salarial»

En conjunto, la «brecha salarial» que se da en España entre sector público y empresa privada se remonta muchos años atrás. Ya antes de la crisis se apreciaba con claridad, pero se ha agrandado desde entonces: en el año 2006, el salario medio en la Administración era un 49% mayor que el sueldo promedio en el sector privado; solo dos años más tarde, en los inicios de la crisis, esa brecha salarial aumentó hasta el 51%; y tras contenerse durante varios años, se disparó hasta el 55% en 2016 -último análisis de salarios EPA publicados hasta la fecha por el INE-.