Se aprobará este viernes

El Gobierno subirá impuestos a empresas, alcohol, tabaco y refrescos en 2017

Con estas medidas y el endurecimiento de la lucha contra el fraude, el Ejecutivo espera elevar los ingresos hasta en 8.000 millones

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, esta mañana en el Congreso de los Diputados
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, esta mañana en el Congreso de los Diputados - JAIME GARCÍA

El Gobierno planea elevar los ingresos en hasta 8.000 millones de euros para el año que viene a través de un paquete de medidas que incluirá en el plan presupuestario de 2017 que aprobará este viernes en Consejo de Ministros para así remitirlo a Bruselas. El Ejecutivo dará el visto bueno a dos decretos que eliminarán deducciones a grandes empresas en el Impuesto de Sociedades y subirá la tributación del tabaco y del alcohol, además de gravar las bebidas azucaradas. Junto a ello, articulará un abanico de medidas antifraude para recaudar, en total, hasta 8.000 millones más el año que viene, afirman a ABC fuentes de la negociación. Asimismo, el Gobierno aprobará el viernes el nuevo cuadro macro con un crecimiento del 3,2% en 2016 y 2,5% en 2017.

El objetivo es aplacar a Bruselas y reducir el déficit al nivel deseado por la Comisión Europea, el 3,1% del PIB. El groso del aumento recaudatorio provendrá del Impuesto de Sociedades con casi 5.000 millones más de ingresos por eliminar deducciones a las grandes empresas. Entre ellas, Hacienda limitará la compensación de bases imponibles negativas que se aplican las empresas que arrastran pérdidas de otros ejercicios para reducir la factura fiscal en Sociedades.

Sube la Coca-Cola, la cerveza no

El resto de los ingresos provendrán de impuestos especiales y de determinadas medidas de lucha antifraude, que ingresarán los 3.000 millones restantes. Hacienda también impondrá un gravamen a las bebidas azucaradas. La Organización Mundial para la Salud (OMS) recomendaba subir impuestos a estos productos, dañinos por el aumento de la obesidad, para elevar su precio un 20%. De aquí, Hacienda planea recaudar unos 200 millones.

Entonces, ¿saldrá más caro tomar un refresco el año que viene? «Depende de sus características», ironizó el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior a la Comisión Nacional de la Administración local que se celebró ayer. «No hay una subida general ni al consumidor, ni a las familias. Necesitamos recaudar más y lo vamos a hacer de la forma más neutra posible», aseguró.

Lo cierto es que un ron con Coca-Cola soportará más impuestos en 2017 por partida doble. Hacienda elevará también los impuestos al alcohol, si bien excluirá de este aumento recaudatorio a la cerveza y al vino y endurecerá la tributación de las bebidas de alta gradación: es decir, ginebras, whisky y demás.

Peligro de guerra de precios en el tabaco

Fumar también saldrá más caro en 2017 y subirá el impuesto al tabaco. Hacienda tenía pendiente eliminar el doble mínimo, un umbral de tributación que impedía que las marcas vendieran por debajo de un coste determinado. España debía implantar este sistema a instancias del Tribunal de Justicia de la UE. Algunas empresas alertan de que ello espoleará a una guerra de precios entre marcas.

Fuentes de la Administración señalan que finalmente no se subirán los impuestos a los hidrocarburos. El Gobierno también planea ingresar 700 millones por eliminar los topes a las cotizaciones sociales para los sueldos más elevados, apuntan fuentes de la negociación, aunque esta medida aún está sometida a debate.

Un 80% de las facturas con IVA

Además de ello, impulsará un arsenal de medidas de lucha contra el fraude. Hacienda limitará los pagos en efectivo a mil euros, desde el umbral de 2.500 en el que está ahora. También aprobará un plan de control del IVA que Hacienda pretendía aprobar el año pasado pero que se quedó en el cajón tras entrar en funciones el Gobierno. El Sistema Inmediato de Información prevé que las 62.000 empresas que facturan más de seis millones informen al Fisco «en tiempo real» de sus operaciones en el IVA. Así, el 80% de la facturación de las compañías estarían bajo el control de Hacienda.

A esta andanada de medidas se le suma que la Agencia Tributaria endurecerá la concesión de aplazamientos de pago al Fisco. La Agencia Tributaria tiene 49.200 millones aparcados en deuda pendiente de cobro.

El ajuste, por tanto, provendrá fundamentalmente del lado de los ingresos para reducir el déficit del 4,6% del PIB que Bruselas fijó como límite para 2016 al 3,1% para 2017. El Ejecutivo planea que una parte del ajuste se alivie por el crecimiento. Montoro también anunció por la mañana en el Congreso de los Diputados que el Estado ahorrará 900 millones entre 2017 y 2019 por la continuidad de las medidas de eficiencia de la Administración.

Por la tarde, Montoro se reunió con el presidente de la Federación de municipios y provincias, Abel Caballero, y se comprometió a organizar un grupo de trabajo para reformar la regla de gasto en comandita con las comunidades y la Autoridad Fiscal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios