Economía

Subida de impuestos a las bebidas azucaradas: ¿Será más cara la Coca-Cola?

Cataluña ya planteó hace escasas semanas este tipo de tasa por razones de «salud pública»

Vídeo: La OMS recomienda subir los impuestos de las bebidas azucaradas - ATLAS
S.E. Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Consejo de Ministros de este viernes aprobará una serie de medidas fiscales, entre las que se encuentran subidas de impuestos al alcohol y al tabaco. Sin embargo, estas propuestas han quedado eclipsadas por la «tasa Coca-Cola»: un gravamen a las bebidas azucaradas inédito hasta el momento.

Cataluña ya planteó hace escasas semanas este tipo de tasa, que fue propuesta por la CUP y Junts Pel Sí por razones de «salud pública», para los Presupuestos de 2017. Al adelantarse el Gobierno a esta propuesta y aprobarla en este Consejo de Ministros, el proyecto del impuesto catalán queda anulado de facto.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, se reunió el miércoles con los portavoces de varios grupos parlamentarios en el Congreso con el propósito de explicarles las nuevas medidas, encaminadas a cumplir el objetivo de déficit marcado por Bruselas. Con este impuesto a las bebidas azucaradas, el Gobierno pretende recaudar unos 200 millones de euros.

Pero, para el consumidor medio, ¿qué significa este nuevo impuesto? Previsiblemente, una subida de precios. Habrá que estar atento a la cantidad de azúcar a partir de la que comenzará a gravar este impuesto, pero en principio marcas como Coca-Cola tendrán que soportar este tributo. Esto llevará inevitablemente a un encarecimiento de estos productos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya recomendó este tributo. La OMS pidió un impuesto que incrementara el precio de las bebidas azucaradas un 20%. Está por ver si el Gobierno llega a este punto con su nueva tasa.

Mientras, la medida ha recibido las críticas de distintos sectores. Asociaciones de fabricantes de alimentos y bebidas, hosteleros, distribución, estanqueros y cooperativas han rechazado la «tasa Coca-Cola».

Por ejemplo, la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra) ha manifestado en un comunicado su «total disconformidad» con el establecimiento de un impuesto a las bebidas azucaradas, por considerarlo «injusto y discriminatorio» y porque se gravará a un producto «por tener un ingrediente, pero no al ingrediente en sí».

Nueve organizaciones firman el texto

Además, nueve organizaciones han suscrito el texto que incide en que ese incremento de impuestos «penaliza las economías domésticas y contrae la demanda, con el consecuente impacto sobre el empleo y la actividad empresarial».

El documento está firmado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), la Asociación de Empresas del Gran Consumo (Aecoc), la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) y la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged).

También lo han apoyado Promarca, la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), Marcas de Restauración y Cooperativas Agroalimentarias de España.

El Gobierno aseguró que no tocaría ninguno de los grandes impuestos, algo que por el momento ha cumplido. Aumentar la recaudación y contentar a todas las industrias, sin embargo, era misión imposible.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios