Una imagen del equipo de Smartvel, con su CEO, Iñigo Valenzuela, a la derecha
Una imagen del equipo de Smartvel, con su CEO, Iñigo Valenzuela, a la derecha

Smartvel, el mundo cambiante al alcance de la mano

Una startup española ha desarrollado una tecnología que ofrece una «agenda viva» de los destinos turísticos

MADRIDActualizado:

Todo buen viaje debe ser una exploración, una expedición hacia nuevas revelaciones con la que acumulamos en la memoria tesoros de lugares, olores, personas... e incluso descubrimos rincones de nosotros mismos que apenas conocíamos. Pero viajar también es disfrutar, exprimir cada segundo del aquí y el ahora. Y no hay mejor hora de ruta para una buena experiencia que contar siempre con la mejor la información. Ese es el punto de partida de Smartvel, una startup española que propone, gracias a la tecnología del big data, una «agenda viva» y permanentemente actualizada de los destinos turísticos.

El proyecto, una gigantesca y personalizable puesta al día del viejo expositor de folletos, comenzó a gestarse hace un lustro. «Pensé que había un nicho en la industria sin explotar, que eran los contenidos. Sí había soluciones en el mercado para la “parte mala" (huelgas, cancelaciones...), pero a la gente no se le contaban bien las cosas, qué podían hacer en los destinos mientras estaban allí (conciertos, deportes, espectáculos...), quizás porque era muy complejo. Pero pensamos que la tecnología ya podía hacerlo posible y, con mucho esfuerzo, conseguimos un software que generaba una agenda de forma automatizada», explica Iñigo Valenzuela, CEO y fundador de la compañía, y con un ampligo bagaje directivo en compañías del sector.

«Vimos una oportunidad, la perseguimos y, por suerte, había agua en la piscina», asegura Valenzuela. El apoyo de Segittur y la entrada en el capital de La Caixa y Alsa ampliaron los horizontes de un negocio que ya da cobertura a más de 200 destinos y prevé alcanzar el millón de euros de facturación en este ejercicio. El modelo de negocio de Smartvel es «B2B», es decir, la startup ofrece sus soluciones a empresas del sector (hoteles, aerolíneas...) e instituciones (uno de sus clientes es la ciudad de Buenos Aires). «Son dos tipos de clientes muy diferentes. Las grandes empresas de travel, lo que buscan es aportar valor añadido a sus usuarios, pero en el caso de una ciudad o un país, creo que es una obligación contar lo que se puede hacer allí en un momento determinado».

Singapore Airlines es el último gran cliente de la compañía

El último gran fichaje de Smartvel es Singapore Airlnes. La compañía asiática comenzaba el pasado mes de abril a ofrecer a sus clientes el contenido dinámico de sus 20 destinados más relevantes. «Un cliente así provoca un efecto llamada, genera credibilidad y te da confianza para abordar a otros similares o de la misma importancia». El acuerdo también puede ser una puerta abierta para explorar el área asiática. «Es un mercado que está eclosionado y en el que hay muchas oportunidades. Creo que ahí hay que centrarnos en el futuro, pero ahora aún tenemos mucho por avanzar en Europa», asegura el CEOde Smartvel.

Un futuro que pasa por sellar alianzas con socios para seguir creciendo. «Estamos totalmente abiertos a esa posibilidad, por supuesto que sí. Mantenemos conversaciones en esa línea, porque este mundo es demasiado grande, y es más difícil avanzar solos», asegura Valenzuela. Mientras llegan los nuevos compañeros de viaje, esta «travel tech» ya ha encontrado su lugar en un mundo en el que la marca España es un aval. «El desarrollo tecnológico fue totalmente elaborado por desarrolladores españoles. Aquí hay una calidad excelente, no tenemos nada que envidiar a otros países. Somos capaces de responder al nivel de exigencia que tiene el consumidor actual. Todos quieren el nivel de rapidez, usabilidad y eficencia de Facebook o Google, hay que estar a esa altura. Además, que España sea una potencia turística también nos ayuda. Los clientes te miran bien porque saben que conocemos el negocio», concluye Valenzuela.