Economía

Díaz Ferrán solo reconoce los gastos que hizo su «black» en restaurantes

Los usuarios de las tarjetas de Caja Madrid y Bankia siembran la duda sobre el listado de gastos por sus «6.000 errores»

Juicio de las tarjetas opacas
Juicio de las tarjetas opacas - AFP
LUIS P. ARECHEDERRA Madrid - Actualizado: Guardado en:

El exconsejero en Caja Madrid propuesto por el sindicato Comisiones Obreras Rodolfo Benito ha defendido este jueves en la Audiencia Nacional que las tarjetas "black" cumplían cuatro principios que las hacían totalmente legales: estaban "autorizadas", eran "conocidas" y estaban "controladas y consentidas", una condición que rebate la Fiscalía Anticorrupción, que las considera fuera de toda legalidad.

En una sesión más del juicio por el uso de las visas opacas, con las que 83 ex altos cargos de Caja Madrid y Bankia gastaron 15,2 millones de euros entre 2003 y 2012, los acusados continúan defendiendo la legalidad de las tarjetas y su derecho a usarlas en lo que les venía en gana, al serles entregadas "para gastos de libre disposición".

Los usuarios de las Visas siguen, además, cuestionando la hoja de Excel en la que Bankia recopiló sus cargos, con la intención de anular la prueba principal del proceso. Alberto Recarte, consejero de Caja Madrid a propuesta del Partido Popular, ha asegurado al tribunal que entre todos usuarios de las tarjetas, la hoja de Excel acumula "entre 3.000 y 6.000 errores", que en su caso concreto ha cifrado entre 60 y 100. Recarte, quien ha señalado que hay meses en los que no consta ningún gasto desglosado y luego aparece con un cargo abultado, ha denunciado que Bankia no quiere modificar estos errores porque eso le obligaría a explicar cómo elaboró el documento que recopila los cargos.

Otro de los acusados que ha sido interrogado este jueves, José María Arteta, representante del PSOE en el consejo de Caja Madrid, ha insistido en estas contradicciones: "Yo no puedo estar a la vez comprando un libro en la libreria Dyckinson y comiendo en el asador La Pepa, ha señalado. "Si hubiera sabido que esto era ilegal, opaca o black, no la habría usado y lo habría denunciado", ha expresado Arteta, quien aseguró que le sorprende verse sentado en un banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional si Caja Madrid nunca le pidió el dinero.

El sindicalista Benito, al profundizar en su explicación, ha recalcado que no reconoce los cargos de la hoja Excel, puesto que no se trata de "extractos bancarios". "Lo único que reconozco es el daño que me han hecho", ha afirmado el representante de CCOO en la caja que luego fue rescatada junto a las demás entidades que se juntaron en Bankia con más de 22.000 millones de dinero público. Ha relatado que él nunca ha estado en Bolivia, a pesar de que en los gastos figura un viaje a este país.

La tesis de que las Visas les fueron entregadas para "gastos de libre disposición" también ha sido defendida por los acusados Arturo Fernández, representante de los empresarios madrileños en la entidad, y por Jesús Pedroche, propuesto por el PP. Pedroche relató al tribunal que Caja Madrid era una entidad "eminentemente presidencialista y extremadamente regulada" y que el secretario del consejo, Enrique de la Torre, se encargaba de velar por la legalidad de todos los asuntos.

Solo la mitad

Por su parte, Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE y exconsejero de Caja Madrid, sólo ha reconocido la mitad de los gastos que se le atribuyen en el documento aportado por Bankia. En concreto, el que fuera presidente de la CEOE solo identifica los gastos que se realizaron en restaurantes.

Durante su declaración ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal en el juicio por las llamadas tarjetas 'black', el empresario ha asegurado que el documento aportado por Bankia como prueba pericial es "papel mojado".

El empresario ha reclamado al fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón, que no insistiera en esa cuestión puesto que no iba a reconocer el total de los 93.984 euros que se detallan de su tarjeta opaca.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios