Julio Segura, durante su comparecencia delante de la Comisión del Congreso
Julio Segura, durante su comparecencia delante de la Comisión del Congreso - EFE

Segura dice que CNMV limitó salida a bolsa de Bankia para proteger a inversor

El expresidente de la CNMV ha asegurado delante de la Comisión del Congreso que las recomendaciones que hizo fueron más allá de lo que estipulaba la legislación

MadridActualizado:

El expresidente de la CNMV Julio Segura ha afirmado hoy que la entidad reguladora extremó las medidas de protección a los inversores frente a la salida a bolsa de Bankia y que las recomendaciones que hizo fueron más allá de lo que estipulaba incluso la legislación.

Durante su comparecencia en la comisión del Congreso que investiga el origen de la crisis financiera y el rescate bancario, Segura ha señalado que la acción de Bankia salió a un precio de 3,75 euros mientras que los colocadores querían fijarlo entre 4,5 y 5,1 euros la acción.

Además, ha recordado que cuando se produjo esta salida bursátil las agencias de calificación crediticia, auditores, autoridades bancarias e inversores cualificados consideraron la inversión beneficiosa. Ha defendido la actuación de la CNMV que incluso «antes de cualquier anuncio de intención de salida a bolsa» indicó a la patronal de las cajas de ahorro los requisitos que se debían cumplir.

«Parece claro que la actuación supervisora contribuyó de manera difícilmente cuestionable a mitigar los problemas sobrevenidos pese a la legislación vigente», ha dicho.

No obstante ha reconocido que «nadie puede sentirse satisfecho con el resultado», al tiempo que ha argumentado que el organismo que él presidió desde 2007 a 2012 «respondió a los problemas haciendo lo posible dada la limitación legislativa vigente», y que ha calificado de «insuficiente».

En este sentido, Segura ha pedido cambios en la arquitectura de este organismo supervisor para que pueda gozar de independencia económica y mayor poder sancionador.

El expresidente de la CNMV ha sugerido que la resolución de las reclamaciones que reciba la entidad tenga obligado cumplimiento para las entidades y que centralice los test de conveniencia que actualmente elabora cada entidad.

«Los test de conveniencia son ineficientes y se podría habilitar a CNMV para que pueda armonizarlos», ha dicho, además de abogar por una mayor potestad inspectora y sancionadora, con multas que deben más disuasorias.

Para mejorar la transparencia y la independencia de la CNMV, Segura ha pedido que se publiquen las actas de las comisiones ejecutivas de los bancos, emitiendo los aspectos confidenciales y ha apostado porque los nombramientos de los máximos responsables sean fijados a través de una lista propuesta por los grupos parlamentarios y tras un proceso de evaluación votada en el Congreso.

También ve favorable que la CNMV se someta a un escrutinio periódico de sus actuaciones y a informes de valoración por parte de inspectores o auditores independientes. Asimismo ha apostado por una mayor independencia económica y una mayor autonomía para fijar su plantilla orgánica.

Por otra parte, Segura ha recordado que la CNMV no tuvo competencia alguna en el diseño del rescate bancario y ha indicado que las dificultades de las cajas de ahorro en 2009 para cumplir con los requisitos de capital regulatorio hizo que emitieran preferentes y se incrementara la colocación entre la clientela minorista. Sin embargo, ha justificado que las entidades gozan del principio del libertad de emisión de preferentes.

Al respecto ha incidido en que bajo su mandato se reforzó la labor de información, especialmente entre el minorista, así como la actuación supervisora. «Todas estas iniciativas que se hicieron entre 2008 y 2010 fueron antes de que un solo inversor perdiera un euro», ha dicho.