Sean Ness durante el WWi Summit 2017 celebrado en Barcelona - ABC

Sean Ness: «Los robots tendrán trabajos repetitivos y aburridos y los humanos crearemos cosas»

El experto de negocio del Instituto del Futuro repasa las claves de la la innovación en el mercado laboral y los retos de la transformación de la cultura corporativa en las organizaciones

Actualizado:

El director de desarrollo de Negocio del centro estadounidense de investigación Institute for the Future (IFTF), Sean Ness, visitó España por primera vez a principios de octubre. Durante la celebración del World Work Innovation (WWi) Summit en Barcelona, organizado por Valkiria, Ness respondió a ABC sobre predicciones a corto plazo, la innovación en el mercado laboral y los retos de la transformación de la cultura corporativa en las organizaciones. Este experto en ecosistemas innovadores cree que uno de los grandes cambios vendrá de la mano de una nueva economía. En su opinión, la sociedad ya no buscará poseer bienes de consumo, sino acceder a diferentes servicios puntuales y de pago. A ello se une la gran revolución que conllevará la automatización del trabajo y la incorporación de los robots a las cadenas de montaje y oficinas.

¿Qué les espera a las empresas y trabajadores en el futuro?

Nadie puede predecir el futuro, pero hay múltiples posibilidades. Por tanto, tu organización y tú tenéis que ser conscientes de este nuevo paradigma con el fin de estar en una buena posición para seguir el camino más beneficioso. No hay un futuro, sino muchos, así que es posible crear el futuro que tú quieras.

¿Cuáles son las nuevas posibilidades que se nos abrirán en el futuro?

El Institute for the Future de Palo Alto no es una firma de investigación de mercado, sino que se encarga de predecir los diferentes escenarios de futuro. Buscamos cómo hacer frente a los cambios que experimentamos a partir de la forma en la que vivimos y trabajamos. Uno de estos cambios es que, como sociedad, hemos pasado de poseer a tener acceso a plataformas que nos proveen servicios. En el plano digital, la gente ya no compra CD, sino que tiene acceso a servicios musicales a través de Amazon, Spotify o Apple.

En el plano físico, por ejemplo, creo que los humanos serán transportados y que en 10 ó 15 años la gente ya no querrá un coche sino que tendrán acceso al transporte pagando por ese servicio a través del móvil.

«Es más fácil que se produzcan cambios en localizaciones pequeñas que en países grandes como España o Estados Unidos»

¿Están preparadas las empresas españolas para el futuro? Cíteme ejemplos de compañías que sigan las estretegias correctas

Con Telefónica hemos trabajado en los últimos años ya que esta compañía se hace preguntas sobre las diferentes posibilidades de futuro. Se encuentra en una posición correcta para asentar su futuro en un mercado competitivo que ofrece servicios similares y éste es su reto Telefónica es una de las multinacionales españolas consciente de los diferentes caminos y posibilidades de futuro.

¿Cuáles son los países mejor preparados para afrontar los cambios que se avecinan?

Las pequeñas naciones están en una posición de mayor ventaja para cambiar rápidamente y tienen un mejor acceso a la innovación como los países nórdicos, Suiza, Dinamarca, Nueva Zelanda o pequeñas ciudades como Singapur. Todas ellas tienen una población pequeña y una elevada educación, por lo que tienen una buena posición para cambiar las cosas y además cuentan con localizaciones urbanas. Es más fácil que se produzcan estos cambios en localizaciones pequeñas que en países más grandes como España o Estados Unidos.

¿Qué aconsejarías cambiar en la estructura de sus organizaciones a los consejeros delegados de las grandes empresas?

Los consejeros delegados están en una buena posición para proveer visión, entendimiento, claridad y agilidad para describir el futuro de sus organizaciones, pero además hay diferentes niveles de líderes que tienen una visión clara de futuro y que no están alineados hacia donde debería ir la compañía. Y también hay que tener en cuenta a los proveedores, clientes, consumidores… En resumen, el líder debe tener esa visión clara de futuro, agilidad y estar en una posición de cambio en el entorno de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad que vivimos.

¿A qé retos y oportunidades se enfrenta la economía mundial en los próximos años?

Creo que uno de los grandes retos, aparte del cambio climático, es la automatización del trabajo. Los «blue colour workers» (obreros de las fábricas) serán reemplazados por robots y sus tareas serán automatizadas o externalizadas a otros países. Por otro lado, los «pink colour workers», como las secretarias y agentes de viajes, serán subcontratados y el trabajo se realizará fuera de su compañía o incluso será reemplazado por algoritmos como los que utilizan Booking.com o Expedia. Finalmente, algunas tareas de los «white colour workers» (profesionales más especializados) serán subcontratadas o reemplazadas por algoritmos.

Esta situación provocará, finalmente, una mayor tasa de desempleo y una reducción de los impuestos recaudados por el gobierno, además de frustración. La automatización afectará a la sociedad y tanto las empresas como los gobiernos deben hablar ya que el reto radica en saber quién es el responsable de asumir los costes de la reeducación que necesitarán los trabajadores.

«El reto de la automatización radica en saber quién es el responsable de asumir los costes de la reeducación»

¿Y qué deben hacer los trabajadores de forma individual para innovar en la cuarta revolución industrial?

Hay que afrontar el futuro y ser consciente de estos cambios y de que hay que buscar o prepararse para un nuevo trabajo si trabajas creando cosas, por ejemplo, en una fábrica. Las claves están en seguir aprendiendo y en jugar con los algoritmos y los robots. No hay que tenerles miedo porque no son el enemigo. Necesitamos trabajar juntos para crear oportunidades y crear nuevas posibilidades y cosas que nos entusiasmen. No ha que olvidar que los robots tendrán trabajos repetitivos y aburridos y los humanos crearemos cosas. La universidad y los centros educativos seguirán teniedno éxito porque las personas tienen que seguir aprendiendo, formándose y estudiando.

¿Y cúales serán las principales habilidadades a adquirir?

Una de las habilidades más valoradas será el pensamiento crítico, que consiste en saber absorber la información, digerirla y darle sentido para crear nuevas cosas. Es más, la gente que tenga una educación humanística será exitosa en este sentido. También será importante la empatía porque la gente necesita conexión humana. Si alguien tiene cáncer, necesita a personas con las que conectar, abrazarse y llorar. Esto no se puede delegar a un robot.

También tendrá una gran importancia el arte de la negociación. Será necesario encontrar un entendimiento común a raíz de diferentes opiniones.

Y finalmente, ¿qué futuro le augura al Periodismo?

Diferentes tareas y funciones del periodista serán externalizadas. Pero, por otro lado, los algoritmos pueden automatizar los datos y esto proporcionará más tiempo al periodista para crear y encontrar una historia empática, emocional y humana.

La gente ya graba historias con su móvil y puede convertirse en un informador más ya que captura historias y las presenta. Hemos pasado de la transmisión de la información desde una persona (el periodista) a muchos (la masa de la sociedad).