Ana Botín, este martes en Nueva York - EFE

El Santander recupera 10.000 millones en depósitos del Popular

El banco prevé una rentabilidad mayor en 2018 por el menor impacto del Brexit

MadridActualizado:

La compra del Popular por el Santander ha permitido taponar la fuga de ahorros que precipitó la resolución del que fuera sexto banco del país. Desde su rescate y venta el pasado 6 de junio, la entidad ha aumentado su base de depósitos en 10.000 millones de euros o un 19%, según ha anunciado el grupo cántabro en su reunión anual con inversores para analizar la evolución de su plan estratégico, y que este año se ha celebrado en la Bolsa de Nueva York.

Cabe recordar que en seis meses, de enero a junio, el Popular había perdido 18.552 millones de euros en cuentas a la vista y a plazo fijo. De ello, 14.250 millones, una quinta parte de la base de ahorros gestionados, se fugaron en apenas dos meses. Uno de los principales objetivos de Ana Botín al tomar las riendas del Popular fue desplegar una acción comercial para recuperar a clientes e inversores afectados y que habían salido de la entidad.

El Santander, que ha asegurado que también la concesión de crédito en la franquicia del Popular se está recuperando, ha defendido esta operación corporativa ante 200 analistas e inversores internacionales como una oportunidad para consolidar su liderazgo en el mercado español. Una de las metas del grupo es estar entre los tres primeros bancos en sus diez mercados estratégicos, algo que ya cumple en todos salvo Reino Unido.

Ahora bien, el dilatado proceso de negociación del Brexit y su menor impacto económico en la isla, junto con la aportación de otros mercados como Brasil, ha llevado a la entidad a elevar del 11% al 11,5% su ratio de rentabilidad prevista para 2018, medida como sus beneficios sobre el capital tangible y excluido el Popular.

«Seguimos viendo crecimiento fuerte en Latinoamérica y tendencias positivas tanto en Europa como en Estados Unidos. En Reino Unido, aunque el crecimiento del PIB se ha ralentizado, la evolución es mejor de que lo que preveíamos», dijo la presidenta del grupo, Botín.

El banco no anunció durante el encuentro más cambios o actualizaciones en su plan, sino que reafirmó el resto de sus objetivos para 2018, entre ellos elevar su beneficio por acción en dos dígitos y aumentar tanto este ejercicio como el que viene el dividendo total y en efectivo.