El director de marketing de Ryanair, Kenny Jacobs
El director de marketing de Ryanair, Kenny Jacobs - ABC

Ryanair pagará a sus clientes la diferencia del billete y cinco euros si encuentran un vuelo más barato

La aerolínea mejorará la tramitación de reclamaciones a través de su web o de la aplicación

MadridActualizado:

Ryanair reforzará durante los próximos meses su modelo de bajo coste, abriendo la puerta a una posible guerra de precios durante 2018. La aerolínea irlandesa ha anunciado este miércoles que si un cliente encuentra una tarifa más baja que la suya, le reembolsará la diferencia y le dará otros 5 euros.

La línea aérea responde de esta forma al avance de las agencias de viaje online, que cobran una comisión por ofrecer sus vuelos. De hecho, la firma irlandesa ya denunció a eDreams por ofrecer «vuelos inexistentes» hace un año.

Además, lanza un órdago a su competencia. El precio de los billetes de avión subieron más de un 3% en 2017 después de varios años a la baja y la previsión es que estos se mantengan al alza durante 2018. Con su nueva estrategia, la aerolínea irlandesa «promete» que sus tarifas «no serán superadas», según ha explicado Kenny Jacobs, director de marketing de la firma durante la presentación del programa.

Esta compensación puesta en marcha por la empresa se engloba dentro de la quinta fase del programa «Siempre Mejorando», que marca las líneas maestras de la atención al cliente de la compañía. Además del reembolso, Ryanair contempla una «promesa de puntualidad» del 90% de sus vuelos o el incremento del tamaño permitido en sus equipajes y la reducción del importe de los bultos facturados.

La compañía remodelará asimismo su sistema de reclamaciones, que serán tramitadas en un máximo de diez días. También lanzará paquetes exclusivos en su página web y eliminará el uso de plásticos en sus operaciones en cinco años y pondrá en marcha un programa de compensación de huella de carbono para sus clilentes.

Jacobs ha asegurado que la compañía transportará «más de 129 millones de clientes este año» y seguirá «siendo la página web de aerolíneas más visitada». Lo cierto es que el conflicto laboral que mantiene abierto la empresa con sus pilotos en varios países europeos parece no haberle pasado factura a sus cifras de pasajeros. El año pasado alcanzó los 38,5 millones de pasajeros en nuestro país, un 11% más respecto a 2016.