Ryanair ganó 1.398 millones en sus nueve primeros meses fiscales, un 11% más

Eleva un 12% su beneficio trimestral pese al coste de cancelaciones y aumentos salariales

MADRIDActualizado:

Ryanair registró un beneficio neto de 1.398,1 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2016/2017, finalizado el 31 de diciembre, lo que supone un 11% más que los 1.262,3 millones logrados en el mismo periodo de 2015/2016, a pesar del impacto de las cancelaciones, cifrado en unos 25 millones y, en unos 45 millones de euros por el aumento salarial a pilotos contabilizados en la segunda mitad del ejercicio.

La 'low cost' irlandesa anunció 18.000 nuevas cancelaciones de vuelos hasta marzo de 2018, lo que afectará a 34 rutas y a 400.000 pasajeros con vuelos reservados desde noviembre pasado, que se sumarán a los más de 2.000 vuelos cancelados entre septiembre y octubre.

Tras estos problemas, Ryanair anunció un plan para reclutar a unos 600 pilotos hasta junio de 2018 para solventar su error de planificación con las vacaciones de sus pilotos y salvar la crisis que le supuso un coste de 25 millones de euros. A esta cantidad se sumarán los cien millones de euros más previstos al año derivados de la mejora salarial del 20% a todos sus pilotos.

No obstante, a pesar del impacto de ambos sucesos durante el tercer trimestre fiscal, Ryanair logró un beneficio neto un 12% mayor, hasta los 105,6 millones de euros.

El volumen de facturación alcanzó los 5.830,2 millones de euros en sus primeros nueve meses fiscales, con una mejora del 6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El beneficio operativo se situó en 1.602,4 millones de euros, lo que supone un 9% más con respecto a los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal anterior. Los costes operativos crecieron un 5% en los nueves primeros meses, hasta los 4.227,8 millones de euros, con un 3% menos de gasto en combustible.

Reconocimiento a sindicatos

Durante el tercer trimestre fiscal (octubre-diciembre), ingresó 1.404,9 millones de euros, lo que supone un 4% más con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En este trimestre los costes crecieron un 4%, hasta los 1.278,9 millones, impulsados por un aumento del 18% de los costes de personal, partida relacionada con el aumento salarial de los pilotos.

En su tercer trimestre fiscal la compañía acordó cambiar su política respecto a la representación sindical de sus trabajadores y reconocer a los sindicatos de pilotos. "Hemos concluido con éxito nuestro primer acuerdo de reconocimiento con el sindicato Balpa en el Reino Unido, un mercado que representa más del 25% de nuestros pilotos", ha destacado el consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary.

"Cuando se haya completado este proceso, esperamos tener un compromiso similar con los sindicatos de tripulantes de cabina. Si bien el reconocimiento sindical puede agregar cierta complejidad a nuestro negocio y puede causar interrupciones a corto plazo y relaciones públicas negativas, no alterará nuestro liderazgo en costos en la aviación europea, o cambiará nuestro plan para crecer a 200 millones de tráfico para marzo de 2024", añadió O'Leary.

«Brexit»

Respecto al 'Brexit', desde la 'low cost' irlandesa continúan mostrado su preocupación por la "continua incertidumbre sobre los términos de la salida propuesta de la UE del Reino Unido en marzo de 2019".

La aerolínea de bajo coste insiste en la necesidad de acuerdos bilaterales para que no se vean afectados los vuelos a partir de abril de 2019. "Nosotros, como otras aerolíneas, necesitamos claridad sobre este tema antes de publicar nuestros calendarios de verano de 2019 a mediados de 2018 y se acaba el tiempo para que el Reino Unido desarrolle y acepte estas soluciones", señala O'Leary.

"Hemos solicitado a la Autoridad Civil de Aviación (CAA) británica un certificado de operador aéreo del Reino Unido (AOC) como parte de nuestra planificación de contingencia contra el 'Brexit'. Esperamos que este proceso tome varios meses, pero que se complete mucho antes de septiembre de 2018", concluyó O'Leary.

Expectativas 2018

Para el año fiscal completo, la 'low cost' irlandesa espera un aumento del tráfico pasajeros del 8%, acompañado de una disminución de las tarifas del 3%. No obstante, la compañía señala que el grueso de los beneficios operativos para el próximo periodo vendrá derivado de las ventas de billetes para Semana Santa.

"Nuestra perspectiva para el resto del año fiscal es prudente", señala O'Leary, que se ha referido a las negociaciones para reconocer a los sindicatos y ha señalado que a medida que avanzan para cerrar los acuerdos, esperan "algunas interrupciones localizadas y adversas, por lo que los inversores deben estar preparados para lo mismo".

"En ciertas jurisdicciones, los sindicatos que representan a las aerolíneas competidoras desearán poner a prueba nuestro compromiso con nuestro modelo de bajo coste, altos salarios y alta productividad para interrumpir nuestras operaciones", dijo O'Leary.

"Estamos totalmente preparados para enfrentar cualquier interrupción si eso significa defender nuestra base de costes o nuestro modelo de alta productividad", añadió el directivo.

Para el ejercicio completo, Ryanair mantiene sus previsiones para lograr un beneficio de entre 1.400 millones y 1.450 millones de euros, lo que dependerá en gran medida de la ausencia de interrupciones y movilizaciones sindicales, y de más reservas de Pascua.

Ryanair ha anunciado que devolverá 750 millones de euros a los accionistas a través de una recompra de acciones, que prevé finalizar a finales de octubre. Con esta última recompra la 'low cost' irlandesa elevará a más de 6.000 euros los fondos repartidos a accionistas desde 2008.