Economía

El restaurante en casa triunfa en Italia

El Gobierno pretende atajar esta práctica tan cubana de servir cenas en el propio salón. En el caso italiano, no existe ninguna regulación

Imagen de uno de los restaurantes en casa, que se publicitan en webs como Gnammo.com
Imagen de uno de los restaurantes en casa, que se publicitan en webs como Gnammo.com - ABC
ÁNGEL G. FUENTES Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en:

Los paladares fueron una de las invenciones en la Cuba de Fidel Castro, a comienzos de la década de los 90; una especie de restaurante casero, aunque siempre bajo el control del régimen. Algunos alcanzaron éxito y sus platos típicos cubanos fueron degustados por celebridades como Barak Obama, los Rolling Stones, Madonna, Beyoncé, Robert de Niro o Bon Jovi. Comenzaron en La Habana y se extendieron por toda la isla. La fórmula constituyó un éxito y hoy se sigue copiando en otros países.

En Italia constituyen en los últimos años un verdadero éxito. «De lunes a viernes trabajo como técnico informático. Y el fin de semana soy la cocinera de mi restaurante en casa. Cobro 25 euros por persona, aunque otros piden mucho más. Pero yo lo hago más por pasión que para ganar». Así se presenta Emma Pilleroni (36 años). El periodista Michele Ruschioni (39) y su mujer Daniela (41) ofrecen «cocina romana tres veces por semana al precio de 25 euros por persona y cena, que incluye aperitivos, dos platos a elegir entre varias opciones, postre y vino».

Para unos se trata de una pasión por la cocina que les permite redondear su salario; para otros, el restaurante en casa se ha convertido en una tabla de salvación en esta época de crisis. La receta es fácil: basta tener espacio, pasión por la gastronomía, dotes de comunicación y uno está listo para acoger gente a cenar.

La falta de una normativa en Italia ha suscitado polémicas y presiones de las asociaciones de comerciantes, como Confesercenti, que defiende las pequeñas y medianas empresas de comercio, turismo y servicios. Sus datos son reveladores de la importancia que han adquirido los restaurantes caseros: 7.000 son los cocineros activos en su propia casa, con participación de 300.000 personas al año e ingresos medios de 194 euros netos por cada cena. Estas cifras se refieren al año 2014 y las de hoy serían notablemente superiores. Solo Gnammo.com, la web más importante de esta actividad, cuenta con 4.939 cocineros en 413 ciudades. Varias son las plataformas, y las hay para todos los gustos.

Ahora el fisco quiere meter mano en una actividad donde no hay reglas. En el Parlamento ha comenzado a discutirse un proyecto de ley, aprobado ya en comisión, que ponga controles a esta última frontera de la economía compartida. Todos los restaurantes de casa tendrán que registrarse en una de las plataformas tecnológicas aprobadas por el ministerio de Economía, en las que figurarán todos los cobros a los clientes que deberán pagar mediante sistema electrónico. Cada restaurante casero dará un máximo de 500 comidas al año y las ganancias totales no deben superar los 5.000 euros brutos. En caso de superarlos, tendrán que inscribirse en un registro público y disponer de un numero de identificación del IVA.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios