la factura media para un consumidor doméstico ha ascendido en noviembre a 71,23 euros
la factura media para un consumidor doméstico ha ascendido en noviembre a 71,23 euros - FOTOLIA

El recibo de la luz sube un 1,9% en noviembre y encadena su tercer mes consecutivo al alza

En lo que va de año, el importe del recibo de la luz ha alcanzado los 754,5 euros, lo que representa un incremento del 11,8%, unos 80 euros más

MADRIDActualizado:

El recibo medio de electricidad ha subido este mes de noviembre un 1,9%, con respecto a octubre, encadenando así su tercer mes consecutivo al alza, según datos recogidos por Europa Press a partir del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En concreto, la factura media para un consumidor doméstico ha ascendido este mes a 71,23 euros, frente a los 69,32 euros del mes anterior. De este importe, 14,39 euros corresponden al término fijo, 41,62 euros al consumo, 2,86 euros al impuesto de electricidad y 12,36 euros al IVA. Para realizar un cálculo homogéneo se han tomado los 30 últimos días del mes de octubre.

Este recibo de la luz corresponde a un consumidor medio similar al utilizado por el Ministerio de Energía en sus cálculos, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh), propia de una familia con dos hijos.

De esta manera, el precio de la luz prosigue con su tendencia alcista, después de que el pasado mes de octubre se disparara un 7% y en septiembre repuntara un 0,5%, cortando así con las caídas registradas en julio y agosto del 0,74% y del 0,12%, respectivamente.

Con respecto a noviembre de 2016, el encarecimiento en la factura de la luz es de casi un 3,5%, unos 2,4 euros sobre los 68,84 euros que supuso el recibo en el mismo mes de hace un año.

80 euros más en lo que va de año

En los once primeros meses de 2017 el importe del recibo de la luz ha alcanzado los 754,5 euros, lo que representa un incremento del 11,8% con respecto al mismo periodo del año pasado, unos 80 euros más para el consumidor.

La fuerte sequía que sufren los embalses, que ha hecho que la producción hidroeléctrica se haya visto mermada con respecto a los ejercicios anteriores, así como una menor presencia de renovables, han mermado, al igual que en los últimos meses, la presión de estas dos fuentes de energía 'baratas' en el 'mix'.

Esto implica la entrada de las fuentes fósiles -ciclos combinados y carbón- para la generación, lo que presiona al alza los precios en el mercado mayorista de electricidad, el conocido como 'pool'.

En un comunicado, Facua-Consumidores en Acción advierte de que estos precios de la electricidad avecinan otro invierno «especialmente duro» para las familias con menos recursos económicos, que «un año más se privarán del uso de la calefacción o sufrirán cortes por su falta de capacidad de pago, dada la ausencia de medidas efectivas por parte del Gobierno para paliar la pobreza energética».

Asimismo, lamenta la pasividad del Gobierno «ante la injustificada carestía del recibo de la luz que sufren los usuarios, víctimas de un oligopolio que en lugar de competir, especula con las tarifas».

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) subraya que esta subida de la luz afecta directamente a los clientes en la tarifa regulada, el conocido como PVPC, pero «indirectamente también a otros hogares que tengan que revisar sus tarifas, ya que probablemente esta revisión será al alza».

Así, destaca que «son muchas» las compañías del mercado libre que durante el último mes han incrementado sus precios y advierte que es la tarifa en horario valle que disfrutan los hogares con discriminación horaria la que sufre «un mayor incremento».