Economía

¿Quién es Emilio Saracho?

El nuevo presidente de Banco Popular, hasta ahora vicepresidente de JP Morgan y consejero de Inditex e IAG, es un brillante financiero que un día decidió dejarlo todo para dar la vuelta al mundo en vela

Emilio Saracho, nuevo presidente de Banco Popular
Emilio Saracho, nuevo presidente de Banco Popular - REUTERS
MARÍA CUESTA Madrid - Actualizado: Guardado en:

Emilio Saracho (Madrid, 1955) era hasta ahora uno de los tres vicepresidentes mundiales de JP Morgan, el mayor banco de inversión del mundo, lo que le convierte en uno de los españoles que más alto ha conseguido llegar en esta industria. Saracho se incorporó a la entidad norteamericana en 1998 procedente del Banco Santander y Goldman Sachs. Ahora asume la presidencia del Banco Popular en el que probablemente sea el momento más complejo en los noventa años de historia de la entidad. Será, además, el primer presidente de la conservadora entidad española que no haya sido formado en su cantera, como hasta ahora mandaba la tradición.

Aunque su carrera como banquero se ha desarrollado durante los últimos veinte años en Londres, siempre ha cuidado su relación con España, donde guarda a sus grandes amigos y conserva una altísima reputación profesional, como pocos de los banqueros que vivieron la crisis han logrado mantener. De hecho, en los últimos tiempos ha sido llamado para formar parte de algunos consejos de administración de compañías de primer nivel. En abril de 2015 Amancio Ortega, con quien mantiene una estrecha relación, le incorporó al máximo órgano de gobierno de Inditex y el pasado mes de junio fue uno de los designados para conformar el nuevo consejo de IAG, la matriz de Iberia y British Airways, tras la salida de César Alierta.

Así, además de haberse labrado una exitosa carrera en el extranjero, Saracho goza de una reputación impecable en nuestro país y sus opiniones son altamente respetadas entre los empresarios españoles. «Brillante» es la palabra más repetida al preguntar por él. De trato directo, fácil, y simpático, de este madrileño se espera ahora que reflote un banco «retail» con importantes problemas, algo que nunca antes ha tenido que afrontar en su experiencia como banquero de inversión. Eso sí, cuenta con un «plan B» muy valorado en el mercado: su habilidad, contactos y experiencia para facilitar una operación corporativa que zanje definitivamente los problemas del Popular. Destacan de él su «alta capacidad analítica y para tomar decisiones ponderadas». Además, aseguran que otra de sus mejores características es su habilidad para «gestionar equipos y rodearse de los mejores».

«Muy amigo de sus amigos», son famosas las celebraciones en las que, de decenio en decenio, los reúne a todos para celebrar su cumpleaños. La última, el año pasado en el Teatro Real, cuando cumplió sesenta y, junto a Claudio Aguirre, presidente de Altamar Capital Partners y primo de Esperanza Aguirre, emplazaron a algunos de los empresarios, banqueros y políticos más importantes del país.

Trabajador incansable, poco antes de la caída de Lehman Brothers se prejubiló y decidió dar un cambio radical a su vida. Saracho se embarcó en una regata para dar la vuelta al mundo en un barco a vela, donde durante cuatro meses cambió los análisis económicos por los pertrechos marineros. La decisión no pilló por sorpresa a los que mejor le conocen, pues es un profundo amante de la naturaleza. Finalmente decidió volver a la banca, a la City, «a la arena», y desde hoy regresa a España donde se le espera para encauzar al que probablemente ahora sea el mayor reto del sistema financiero nacional.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios