Economía

«Queremos ser una alternativa complementaria a la banca»

El CEO de Lendix España, Grégoire de Lestapis, tras más de 30 años en la banca tradicional prepara el desembarco en España de la plataforma de financiación participativa (crowdlending) líder en Francia

Lendix tiene por objetivo prestar 10 millones de euros durante su primer año en España
Lendix tiene por objetivo prestar 10 millones de euros durante su primer año en España - BELÉN DÍAZ

El máximo responsable de Lendix España, Grégoire de Lestapis, la plataforma de financiación participativa (crowdlending) líder en Francia - 51% de cuota de mercado- conoce muy bien el terreno que pisa: Más de 30 años de experiencia en entidades bancarias como Societé Générale, Banque Indosuez y, hasta principios de septiembre, en BBVA como su director general en Francia. De Lestapis tiene el reto de que Lendix entre en funcionamiento a finales de añoen España, el primer mercado internacional que asalta la compañía fundada por Olivier Goy en 2014, y que ya ha prestado casi 45 millones de euros a empresas francesas con más de 6 millones de retorno para sus accionistas:

¿Por qué tras más de 30 años en la banca tradicional decidió fichar por Lendix?

Creo que a nivel personal es bueno salir de la zona de comfort. Además, profesionalmente si me he ido de BBVA - un magnífico banco - ha sido porque creo que el mundo está cambiando y que las entidades bancarias han sido protegidas hasta ahora de la disrupción digital. Todo un reto cultural. Además, Lendix tiene equipos muy diversos: hay gente de 25 años geek de las tecnologías, y personas con 30 años de experiencia en finanzas. En este sentido, cuenta con unos accionistas muy sólidos que tras dos rondas de financiación, que le han dado los medios necesarios para ser el líder europeo de este mercado.

¿Qué diferencia Lendix de otras plataformas de crowdlending similares?

Tenemos un modelo híbrido de crowdlending, con inversores particulares e institucionales, quienes a través de un Fondo de Inversión de 75 millones de euros nos da músculo para acudir a préstamos, de hasta 2 millones de euros, cuando los demás no superan los 200.000 euros. Además nuestros plazos son de hasta 7 años, cuando el resto no pasan del año y medio. En concreto, nos dirigimos a empresas que tienen una facturación de 1 a 30 millones de euros, un círculo que hasta ahora no tenían otra alternativa que los bancos.

«Las entidades bancarias han sido protegidas, hasta ahora, de la disrupción digital»

Desde su experiencia, ¿qué futuro le espera a la banca tradicional y a las fintech?

Vamos hacia otra consolidación bancaria, además luego vendrán Basilea III y Basilea IV, regulaciones con las que se pretende que las entidades vuelvan a ser lo que eran en los años 70: Una línea más tradicional consistente en ayudar a empresas y personas a gestionar sus ahorros. Por otra parte, el conflicto entre las fintech y la banca tradicional es absurdo, porque aunque crezcamos en España, sólo hay un mercado de 100.000 millones de euros en préstamos a empresas y aún alcanzando el 1% no seríamos competencia. Lo que queremos es ser una alternativa complementaria a la banca.

-¿Cuáles son los retos que tienen por delante las fintech?

Las fintech están consideradas ágiles, flexibles, atractivas... pero tienen el reto importante de que, por lo general, tienen pocos medios, pocos clientes e infraestructuras. Todas ellas pueden tener buenas ideas, pero les falta estos tres ingredientes. Por ello, tienen pendiente coger músculo financiero.

¿Por qué han elegido España, como primer paso para su expansión internacional?

El tamaño del mercado español es semejante al francés, de unos 100.000 millones de euros enpréstamos a empresas de menos de 250 empleados. Estas empresas son el pulmón de la economía; y su relación con los bancos han quedado dañada tras la crisis. En un informe reciente, la Comisión Europea estima que un tercio de las necesidades financieras de estas empresas (40.000 millones de euros) no han sido cubiertas en España, por un 28% a nivel europeo, y un 18% en Francia. Nuestro objetivo es prestar 10 millones de euros en España durante el primer año de funcionamiento, por 55 millones de euros que prestaremos este año en Francia.

¿Cómo escogéis los proyectos que subis a vuestra plataforma?

Estamos totalmente alineados con el inversor, ya que tanto los directivos de Lendix como nuestros inversores institucionales invierten en todos los proyectos. Al final, aceptamos menos del 2% de las peticiones, porque somos muy estrictos con el riesgo y no estamos para dar el crédito que los bancos no conceden: Nuestro compromiso es contestar a la empresa solicitante en 48 horas, después de que nuestros ordenadores hayan analizado su solicitud y darle los motivos de nuestra negativa o, en caso positivo, establecer las condiciones.

¿Tiene Lendix algún acceso al dinero de las transferencias de los inversores ?

Ha sido el punto más importante de nuestro trabajo con el Banco de España y la CNMV durante todo un año hasta ser autorizados: Hemos adoptado una solución por la cual nunca tenemos acceso al dinero. Para ello, usamos una empresa denominada Lemon Way, que lo tiene segregado en Banco Sabadell y en BNP Paribas en Francia.

«Aceptamos menos del 2% de las peticiones, porque somos muy estrictos con el riesgo»

Efectivamente recibieron la autorización de la CNMV hace escasas semanas, ¿cómo está la regulación en España?

Somos la única plataforma internacional de las autorizadas en España, con lo que tenemos dos reguladores: El AMF francés (Autorité des marches financiers), y en España la CNMV, con quien hemos trabajado un año y cuya autorización hemos obtenido hace tres semanas. En concreto, la regulación francesa y española son muy similares. Concretamente, en Francia se puede prestar 2.000 euros desde un mes, en España se permite desde 3.000 euros, si no eres un inversor cualificado. El sello que impone la CNMV es de calidad. Al respecto, el regulador ha aprendido a lo largo de su reicente historia y de la crisis lo que no hay que hacer. Después, sobre la supervisión, el tiempo dirá.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios