Economía

Los productos españoles, entre los más deseados por los chinos

DHgate.com, el gigante asiático del comercio electrónico, abre una ventana de oportunidad a las pymes nacionales

Diane Wang, fundadora y consejera delegada de DHgate
Diane Wang, fundadora y consejera delegada de DHgate - ABC
Maribel Núñez Madrid - Actualizado: Guardado en:

El «boom» que está viviendo el comercio electrónico a nivel global ha sido una enorme oportunidad para las pequeñas y medianas empresas de todo el mundo, que han visto cómo se pueden rebajar los costes de exportar. Este fenómeno ha llegado también a las pymes españolas, que ahora venden sus productos por casi todo el mundo sin tener redes comerciales allende los mares. Un ejemplo de esto es el portal de comercio electrónico chino DHgate, que desde hace unos meses sirve de escaparate a las pymes españolas en el gigante asiático.

Diane Wang, consejera delegada de DHgate, ha asegurado a ABC que «son varios los motivos por los que desde la compañía hemos decidido apostar por los productos de empresas españolas. Por un lado, nuestros clientes buscan cada vez más productos españoles. La excelencia y la diversidad de los productos de empresas españolas, unidas a la exigente regulación europea de cosméticos, juguetes, productos electrónicos o para bebés, entre otros, son muy apreciados por el consumidor chino, que se preocupa cada vez más por la calidad y la garantía de los productos».

La máxima responsable de DHgate continúa asegurando que «China y España hemos tenido una fantástica relación comercial, lo que explica que España esté teniendo un crecimiento rapidísimo en relación con el comercio electrónico dentro de Europa, lo que indica que posee un gran potencial».

El mercado chino muestra preferencia por los productos europeos debido a la exigente regulación

Entre los activos más importantes que tiene España para una plataforma de comercio electrónico china, como es el caso de DHgate, figura algo tan importante como el idioma, que es el tercero más importante del mundo por número de hablantes, nada menos que 500 millones. En la práctica el hecho de que la página web china esté también en español sirve como puerta de entrada a América latina.

Wang explicaba a ABC durante una entrevista que «he viajado tres veces a España y he podido descubrir que no solo en una país bello y con una gran riqueza cultural, sino que es sorprendente en sabor, gusto y pasión por la vida. Una país creativo que se reinventa a sí mismo y ofrece miles de productos buenos a compartir con el mundo. España tiene productos de los que puede estar muy orgullosa y están perfectamente preparados para salir al exterior».

Asginaturas pendientes

Elogios al margen, la posición de DHgate  es poco concreta en materia de previsión de ventas de productos españoles, como es lógico por otra parte para un proyecto que acaba de echar a andar en nuestro país, aunque Wang se muestra optimista ya que asegura que «nuestros clientes llevan tiempo buscando productos españoles, y estas búsquedas van en aumento por lo que tenemos previsiones muy positivas, especialmente en los accesorios de vestir y los productos de cuero. Los ciudadanos chinos asocian los productos europeos con la alta calidad y hay una demanda muy alta de productos europeos en China».

Entre las asignaturas pendientes en DHgate están los productos de alimentación, por lo que de momento las pymes españolas no se podrán beneficiar de estos nuevos clientes potenciales. En todo caso a nadie se le escapa que este asunto está entre los proyectos de esta plataforma ya que los ciudadanos chinos, como los de otros muchos países, adoran la gastronomía española ocupando un lugar destacado el jamón.

Las empresas españolas han sido las primeras europeas en vender en DHgate. El primer país de Oceanía será Nueva Zelanda; el de Norteamérica, Estados Unidos, mientras que Chile será el primero de América del Sur.

Diez millones de compradores

La plataforma de comercio electrónico DHgate cuenta en la actualidad con alrededor de 10 millones de compradores de 230 países y regiones. La compañía, según explica Diane Wang, «ha crecido una media anual de un 65% en los últimos tres años fruto de que en China las transacciones de ventas de consumo online representan el 10% de las ventas a nivel nacional. Durante el año pasado el comercio electrónico en China creó nada menos que 15 millones de empleos indirectos en el país y más de 30 millones de empleos directos. Se calcula que en 2025 el comercio electrónico en China representará el 22% del Producto Interior Bruto (PIB).

Una de las ventajas que tiene la plataforma DHgate frente a rivales como Amazon es que es un «market place» que lleva operando en China desde hace años. Lo normal es que las plataformas de comercio electrónico tengan una página web por país, lo que no es el caso de DHgate, que tiene la misma para todo el mundo.

Según ATKearney, EE.UU. era el líder mundial de comerio electrónico en 2015 superando así al segundo país del ranking, China, que bajó desde el primer lugar del podio. Reino Unido también gana un puesto, situándose en tercera posición, adelantando a Japón, cuarto país en la tabla. España ocupa el puesto 18 del ránking.

Una de las empresarias más influyente en Asia

Diane Wang es una de las empresarias más influyentes de Asia, ya que simultanea cargos de responsabilidad en varias empresas. Es fundadora y consejera delegada de DHgate.com, la primera plataforma transfronteriza B2B de comercio electrónico de China. Creada en 2004, la compañía lleva más de una década de desarrollo y ostenta el liderazgo en su sector con casi 10 millones de compradores mundiales procedentes de 230 países, y 1,4 millones de vendedores chinos que ofrecen 40 millones de productos. Es una convencida del comercio transfronterizo, que considera una revolución, ya que elimina los intermediarios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios