Economía

Portugal frena el alquiler de trenes a Renfe

La decisión, que implica dejar de invertir cinco millones de euros al año, se produce después del accidente en la línea Vigo-Oporto

Un tren Alvia de Renfe
Un tren Alvia de Renfe - Isabel B. Permuu
Francisco Chacón - @abceconomia Corresponsal En Lisboa - Actualizado: Guardado en:

El Gobierno socialista portugués ha decidido no alquilar más trenes a Renfe, una medida que suponía una inversión de cinco millones de euros al año.

La determinación se produce justo después del accidente en la línea Vigo-Oporto, que causó la muerte del maquinista luso al frente de los vagones de origen español.

En cuanto se produjo el descarrilamiento, se alzaron las voces contra este tipo de práctica, pues hace que las cuestiones de fiabilidad y seguridad escapen al Estado portugués.

Ahora se trata de los convoyes S-120, según explicó un portavoz del Ministerio de Planificación e Infraestructuras. Su declaración oficial, en respuesta a una interpelación de los comunistas, aclara: «El Gobierno ha optado por no prolongar la intención del anterior Ejecutivo de privilegiar y perpetuar la solución de alquilar material de circulación. Vamos a realizar análisis complementarios para un eventual refuerzo de la oferta».

Cierto que, hace cuatro años, comenzó a multiplicarse un 17% esta iniciativa bajo el mandato de los socialdemócratas de Passos Coelho, pero la puesta en marcha de esta solución correspondió al Gobierno socialista de José Sócrates en 2010.

Comboios de Portugal (CP), equivalente a Renfe, tenía intención de recurrir a cinco trenes españoles mientras se revisaban 10 convoyes pendulares. Hay que tener en cuenta que no existe la alta velocidad al otro lado de la frontera y los ferrocarriles más rápidos, conocidos como Alfa Pendular, son los que unen Lisboa y Oporto en 2 horas y 45 minutos.

Echar mano de los S-120 se fundamentaba en que pueden circular a 250 km/h y están dotados de bi-tensión, apta para la red portuguesa.

La marcha atrás del gabinete liderado por António Costa hace que CP considere la recuperación de vagones retirados de servicio, previa remodelación para ponerlos al día. Siempre con el «made in Portugal» por bandera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios