Economía

El Popular ultima la financiación para su proyecto inmobiliario con siete entidades

Firma con Deutsche Bank, Crédit Suisse, Morgan Stanley, JP Morgan, Citigroup, Apollo y Cerberus

Ángel Ron, presidente del Banco Popular
Ángel Ron, presidente del Banco Popular - EFE

Pasito a pasito, cumpliendo con los plazos y contando en cada momento con la aprobación del Banco de España, la CNMV y el BCE. Así va el proyecto Sunrise de Banco Popular, la sociedad inmobiliaria independiente de la entidad que acogerá activos brutos por valor de 6.000 millones de euros (4.000 millones netos). Así, según ha podido saber ABC, el banco presidido por Ángel Ron ha logrado ya cerrar un preacuerdo con los inversores que financiarán el proyecto. Se trata de cinco bancos de inversión: Citigroup, Deutsche Bank,Crédit Suisse, Morgan Stanley y JP Morgan; y, dos fondos: Apollo y Cerberus.

Siete firmas en total, tal y como había adelantado este periódico el pasado 17 de noviembre, a las que faltaba poner nombre, pero que definitivamente dan su apoyo al banco en la creación de un vehículo inmobiliario que desconsolidará del balance del grupo para reducir su exposición al negocio del ladrillo.

Esa sociedad estará integrada por 4.000 millones en inmuebles adjudicados, la mayoría vivienda residencial y terminada. Además, el banco incorporará al nuevo holding inmobiliario Aliseda, compañía que gestiona los inmuebles del grupo, tras recomprar el 51% del capital a los fondos Värde Partners y Kennedy Wilson.

En el pasivo, la compañía tendrá capital por unos 1.600 millones que aportará inicialmente el banco y que repartirá entre todos sus accionistas en la proporción en que lo son del banco. Esto se traducirá para los actuales accionistas del banco en la entrega gratuita de nuevas acciones de esta inmobiliaria. Esta medida se hace para proveer de liquidez al accionista, que podrá vender o comprar estas acciones.

Además, la firma se financiará con deuda subordinada que suscribirá Popular y 2.400 millones en deuda senior a colocar entre inversores institucionales como las siete entidades citadas.

El Popular busca enajenar 15.000 millones en activos inmobiliarios, y el proyecto Sunrise es parte de ese plan. El nombre definitivo de esta inmobiliaria -Sunrise es temporal- se anunciará mañana mismo, al tiempo que se aprueba el nombramiento de su consejo y equipo directivo. Al frente estarán reconocidos profesionales del mundo inmobiliario ligados también al sector financiero.

Bajas voluntarias

Mientras, el banco anunció ayer que ha cerrado con éxito el proceso de ajuste laboral al recibir peticiones de baja voluntaria de 2.977 trabajadores. Descontando el exceso en aquellos colectivos que tenían cupo, la cifra se sitúa en 2.637 empleados. «El acuerdo ha cumplido con los compromisos adquiridos por la entidad en la ampliación de capital, dentro de los plazos previstos, mediante el diálogo permanente y con el consenso de los sindicatos», aseguró el grupo en un comunicado.

Un total de 1.621 personas causarán baja voluntaria en el grupo de trabajadores de 59 años o más, el 98% de los trabajadores en edad de prejubilación. Un total 284 trabajadores del colectivo de 58 años se ha acogido a la baja, el 90% de los empleados de dicho grupo, que estaba limitado a 200 personas. Y entre 55 y 57 años, 356 personas han optado por darse de baja, lo que representa el 61% de los profesionales del banco en este grupo. El cupo máximo era de 100 empleados.

Por último, 79 personas se han acogido al proceso en el grupo de empleados de 50 a 54 años, 105 en el de entre 46 y 49 años y 402 en el de 45 años.

El banco indica además que en el caso de las excedencias voluntarias de tres años para empleados menores de 50 años y más de 10 años de antigüedad, se han recibido 130 solicitudes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios